29/03/2011 | SINDICAL

Entrevista a Darío Argüello secretario gremial del MUP

Darío Argüello es un militante, compañero y trabajador que no para un segundo. En el 4to Plenario de Delegados del movimiento celebrado en capital federal en diciembre de 2010, fue elegido como máxima autoridad en materia gremial. En esta entrevista cuenta cómo ve el presente y las perspectivas del proyecto nacional. La propuesta: el armado de un Frente Gremial del MUP.

¿Cómo evalúas la situación nacional del movimiento obrero en esta etapa?

Desde hace 8 años en franco ascenso; durante la ultima dictadura la clase obrera fue victima de un genocidio social que incluyó no solo desapariciones masivas tanto de militantes como dirigentes, sino de su destrucción como actor social producto de un modelo cuya principal consecuencia fue la destrucción del aparato productivo fragmentando su mano de obra y ensanchando el flagelo de la desocupación.
El gobierno de Néstor y de Cristina inició un proceso de reindustrialización acompañado de una paulatina distribución de la riqueza adentro de la esfera productiva que llevó inevitablemente a un aumento de la participación política de los trabajadores, tanto en sus puestos de trabajos como en la vida social del país.

¿Cuáles fueron las principales medidas que apuntaron en esa dirección?

Es fundamental la estrategia estatal para derivar recursos de los sectores más parásitos de la economía como la oligarquía terrateniente y el capital financiero internacional hacia una política de reindustrialización con alto consumo interno y expansión de la obra pública ;a eso apuntan las retenciones y la recuperación de los aportes previsionales.
Por otra parte medidas como reapertura de paritarias democratizó la fijación de salarios a darle voz y voto a los sindicatos en esta negociación.

¿Cuál debe ser la estrategia gremial del MUP?

Cuando un compañero deja de vivir del plan y el bolsón de alimento pasa  a trabajar en blanco y a discutir los problemas en su trabajo apoyado por la comisión interna. Consiente o inconscientemente vuelve a tomar la política como herramienta de discusión con sus explotadores; es sobre este terreno que me parece fundamental avanzar hacia el armado de un Frente Gremial del MUP a escala nacional que garantice mayor de nivel orgánico de inserción en los sindicatos y pueda estructurar agrupaciones sindicales en pos de acumular poder para la clase trabajadora.

¿Cómo evalúas la experiencia política de recuperación del puente Nicolás Avellaneda?

Fue una experiencia muy rica en la cual desde la mesa de recuperación del puente diversas agrupaciones decidimos trasmitirle al Ingeniero Nelson Perrioti, Administrador General de Vialidad Nacional, la necesidad de renormalizar su funcionamiento para unir La Boca con la Isla Maciel, además de incorporar 65 compañeros. La reinauguración fue un éxito contó con la presencia de la compañera presidenta Cristina Fernández de Kirchner como oradora principal y al año de este evento tenemos a los diversos compañeros sindicalizado. En mi caso me he convertido en delegado del puente por el gremio UPCN (Unión Personal Civil de la Nación).

¿Cómo ves el rol de la CGT de cara a la profundización modelo?

La presencia activa de los trabajadores organizados es vital para el cumplimiento de cualquier proyecto. Creo que en este momento la CGT se ha convertido en el ala izquierda de este proyecto nacional y ese rol está expresado en el programa de Mar del Plata donde casi desde 50 años el movimiento obrero plantea lo que se llama “co-gobierno obrero”, o sea la participación obrera en las ganancias de las empresas y en sus balances contables.
La CGT tiene la capacidad de discutir inclusive con nuestro propio gobierno cuáles son los pasos a seguir en este proyecto; hizo visible la gran realidad de este sistema: los únicos productores de riqueza son lo que trabajan y esto es un aporte ideológico revolucionario. Comparto con el compañero Moyano el sueño que sea el día de mañana un obrero el que este gestionando la Casa Rosada.

NEWSLETTER

Suscribite y recibí todas las novedades en tu email