30/09/2013 | SINDICAL

Inimbo: una cooperativa textil que crece bajo los principios de la economía social

Está integrada por 12 emprendedores, que han sabido permanecer en el mercado textil desde que recuperaron la fábrica en 1992. Está presidida por Ramón Ayala, miembro de la Mesa Nacional del MUP y del Grupo Manuel Belgrano (GMB). Inimbo es una cooperativa de trabajo y consumo que se dedica a la fabricación de tejidos 100% de algodón. Su nombre significa “hilo” en guaraní, y con la ayuda del Estado, han tomado la decisión de mejorar la cadena de valor del algodón.

Este grupo de cooperativistas fabrica tejidos planos, con los que hacen bolsas recolectoras, coberturas para fardos, lienzos rústicos y gasa hidrofilada no estéril para uso medicinal. También producen tejidos tubulares con los que realizan fundas para desmotadora. La materia prima que utilizan es el hilado y proviene de la producción de algodón, propia de la región.

Inimbo nació en 1992 ante la repentina disolución de la empresa Hilandería Chacotex, que llevaba 2 años de actividad en la rama de la industria textil. Este hecho provocó que los trabajadores se agruparan para crear una cooperativa y mantener sus fuentes de trabajo. Tras recuperar la fábrica, en diciembre de ese año, los cooperativistas pudieron elaborar 60 toneladas de hilos.

Sin embargo, en la década del 90, las políticas neoliberales frenaban el pleno crecimiento y desarrollo del emprendimiento. Con mucho esfuerzo, los trabajadores lograron sostener la producción de tejidos y profundizar en los valores del cooperativismo, la lucha y el pleno empleo. En 2006 Inimbo se convierte en la primera cooperativa de la localidad de Resistencia que tiene a todos los trabajadores regularizados a través del Monotributo Social.

En 2010, mediante su participación en el programa Nacional Manos a la Obra, la cooperativa adquiere insumos nuevos que mejoran el funcionamiento de los telares industriales circulares y reparar una caldera de agua caliente para hidrofilación. Además, obtienen un nuevo telar circular grande que los habilita a que el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) certifique el proceso de hidrofilado para el blanqueo de la gasa cruda.

Por otra parte, la cooperativa obtuvo microcréditos de la Comisión Nacional de Microcrédito (CONAMI) y junto con la Red Textil de Chaco acompaña a más de 100 pequeños productores agrícolas que siembran algodón.

Inimbo tiene varios canales de comercialización: provee gasa para uso medicinal al Ministerio de Salud de Chaco, y participa de ferias de emprendedores y artesanos de la economía social que el Ministerio de Desarrollo Social fomenta en todo el territorio nacional. Asimismo, realiza un trabajo articulado con la cooperativa 8 de Marzo de Florencio Varela para impulsar el desarrollo de una cadena de valor bajo los principios de la economía social, en la industria del algodón.

La Cooperativa 8 de Marzo también forma parte de la economía solidaria

El proyecto productivo está integrado por 45 socios, oriundos de Florencio Varela, San Martin y Capital Federal. Fabrican ropa interior, ropa de trabajo, ambos para hospitales y ropa artesanal con teñido batik. Comenzaron con la producción textil en 2012, con la materia prima que provee la Cooperativa Inimbo de Chaco.

La indumentaria se comercializa en ferias de artesanos de La Plata y Parque Centenario de la ciudad de Buenos Aires. Hasta el momento han fabricado 2 mil 500 equipos de ropa de trabajo que fueron entregadas al Ministerio de Desarrollo Social para abastecer a distintas cooperativas.

La Federación de Cooperativas de Trabajo del MUP “el Grupo Manuel Belgrano Ltda. (GMB)” tiene como máximo referente a Rufino Almeida, secretario del Frente de Trabajo y Economía Social del MUP y a los compañeros Ramón Ayala de Inimbo y Luis Gómez, de la cooperativa 8 de marzo de Florencio Varela, que a su vez forman parte de la Red Textil de la Confederación Nacional de Cooperativas de Trabajo (CNCT).

NEWSLETTER

Suscribite y recibí todas las novedades en tu email