22 de Agosto, fecha para recordar…

22 de Agosto, fecha para recordar…

Un 22 de Agosto de 1951, en un multitudinario acto, el más grande de la historia argentina hasta ese momento, Eva Perón, llamada por todo el pueblo con verdadera justicia la “Abanderada de los humildes”, en el Cabildo Abierto convocado por la CGT, una verdadera asamblea popular, el pueblo le proponía a Evita ser candidata a Vicepresidente en la fórmula junto al Gral. Perón, para las futuras elecciones del 11 de noviembre. Ante el reclamo popular, en uno de los más profundos y emotivos diálogos, donde existe una verdadera comunión entre esa maravillosa mujer y su pueblo, en donde primó la sinceridad, Evita improvisó un emotivo y encendido mensaje, ante el reclamo insistente del pueblo, donde renuncia a los honores, pero no a su puesto de lucha, día que quedó grabado en la historia de las luchas populares como el “Día del Renunciamiento Histórico”, a pesar de que cinco días después, Eva Perón anunció por radio su decisión irrevocable y definitiva de renunciar a la candidatura a vicepresidente. Más de medio siglo después, el espíritu entrañable de Evita, hoy tan ausente como necesario, debe resucitar en esta Argentina.

A más de veinte años después, un 22 de Agosto de 1972, en la base naval Almirante Zar de Trelew, fueron asesinados dieciséis de los diecinueve presos políticos que habían sido trasladados allí seis días antes, luego que se efectivizara una acción conjunta de las organizaciones populares(FAR, MONTONEROS, PRT-ERP), que permitió la evasión de un numeroso grupo de seis de ellos (Mario Roberto Santucho y Enrique Gorriarán Merlo, de PRT-ERP; Marcos Osatinsky y Roberto Quieto, de las FAR; Fernando Vaca Narvaja y Domingo Menna, de Montoneros), logrando refugiarse en el vecino país de Chile, gobernado en ese entonces por el socialista Salvador Allende. En esa mañana de agosto, los militares a cago del capitán de corbeta Luís Emilio Sosa, instaron a los reclusos a salir de sus celdas formando dos hileras y luego le dispararon, en donde dieciséis murieron(Clarisa Lea Place, Susana Lesgart, María Angélica Sabelli, Ana María Villareal, Carlos Astudillo, Pedro Bonet, Eduardo Capello, Alberto Del Rey, Mario Emilio Delfino, Alfredo Kohon, José Ricardo Mena, Mariano Pujadas, Humberto Suárez, Miguel Angel Polti, Humberto Toschi y Alejandro Ulla)y solamente tres(María Antonia Berger, Alberto Camps y Ricardo Haidar), aunque malheridos, lograron sobrevivir, para que un tiempo después, los argentinos supiéramos la verdad sobre la “Masacre de Trelew”.

Para los que estamos comprometidos con todo lo nacional y popular, no especulamos con las alabanzas de la prensa mediática, ni tampoco aspiramos a ser premiados con cargos para pasarla bien, sino que continuamos en nuestro puesto de lucha… para los que formamos parte de esa militancia, similar a la de aquel grupo de jóvenes que se jugaron la vida por la causa del pueblo…, cada vez que rememoramos ese “renunciamiento histórico” y a los “héroes de Trelew”, reanudamos nuestro compromiso de lucha junto al pueblo.

Una vez más, invitamos a los trabajadores y a los sectores más lúcidos de la sociedad, con renunciamiento a honores, pero ocupando los puestos de lucha, salvando las distancias, a imitar a San Martín y Belgrano…, a Moreno…, a Güemes y las montoneras gauchas, a Rosas y todos los caudillos federales, a Irigoyen…, a Perón y Evita… y a todos aquellos quienes forjaron nuestra Patria grande…, y porque no…, comenzar a reconocer el sacrificio de aquellos jóvenes, los de Trelew y los miles de muertos y desaparecidos, que con sus ideales y convicciones, lucharon por el pueblo. Esto nos permitirá diferenciarnos y mantenernos distantes de esos pequeños grupos oligárquicos, antipatrias y golpistas, que siempre estuvieron contra el pueblo, aunque conservan la facilidad de confundirlo, ya que utilizan para sus oscuros fines, como aliada a la prensa mediática .

Hoy más que nunca, necesitamos unirnos y seguir formando parte de este gran espacio nacional y popular, que conducen Néstor y Cristina Kirchner, pero independientemente de ello y los errores que se cometieron o se puedan cometer, nos señalan el camino hacia la construcción de una Patria más soberana, con desarrollo industrial y crecimiento económico, con distribución de la riqueza y eliminación de la pobreza, y sobre todo de convivencia pacífica y democrática entre todos los argentinos…

Realdo Santiago Gastaldi
MOVIMIENTO DE UNIDAD POPULAR
Secret. Gral. Córdob a

+ NOTICIAS