CARTA ABIERTA REPUDIA LA INVASIÓN ISRAELÍ A GAZA

CARTA ABIERTA REPUDIA LA INVASIÓN ISRAELÍ A GAZA

Antecedentes

 

En enero de 2006  EEUU, y la UE, comienzan la progresiva disminución de la ayuda indispensable a los hacinados habitantes de la Franja de Gaza generando el empobrecimiento de toda la población, haciendo faltar alimentos, electricidad y materiales para hospitales, provocando una crisis humanitaria.

 

En el 2007, Israel, siguiendo los designios angloamericanos: 

 

§        declara a Gaza entidad enemiga e inicia su aislamiento,

§        bloquea la entrada de productos básicos reduciendo los 3500 productos a solo 19 ,

§        retiene 40 millones de euros de los fondos provenientes de la Aduana, correspondientes a la Autoridad Nacional Palestina, vitales para la supervivencia en los territorios de Gaza,

§        arrestan a la mayoría de los diputados en Cisjordania y Jerusalén Este, bloqueando el quórum del parlamento Palestino para impedir su funcionamiento.

 

Luego, las autoridades de EEUU desarrollan una iniciativa intervencionista tendiente a provocar una guerra civil palestina.

 

Por ultimo, sobreviene la ofensiva militar israelí, con el argumento de que habían sido provocados por los misiles palestinos, respondiendo "con bombas a los fósforos".

 

Según datos del Ministerio de Defensa Israelí, la ONG The Israelí Proyect calcula que 23 israelíes han muerto por estas causas entre principios de 2001 y el verano del 2008.

 

El bombardeo, que da comienzo a la masacre israelí de Gaza el 27 de diciembre de 2008, destruyó Mezquitas, Canales de TV, la Universidad de Gaza, edificios civiles, además de centros políticos y militares. Detrás de los autores materiales es evidente la autoría intelectual Anglo-Americana 

 

La desproporcionada "respuesta ejemplificadora” es semejante a la utilizada en la Invasión de Irak, en Afganistán, en la Masacre de Pando, en los bloqueos que dieron paso al bombardeo sobre Salvador Allende, a los bloqueos del complejo financiero-agro-exportador de marzo-julio en Argentina de 2008, a las operaciones en Colombia, a los bombardeos sobre Yugoslavia, a la invasión de Panamá, al golpe de estado del 11 de abril de 2002 y al golpe petrolero de diciembre del mismo año en Venezuela.

 

Los responsables principales de estas masacres coinciden siempre con el complejo financiero del estado anglo-americano-israelí donde la crisis financiera global generada por ellos, a partir de sus conflictos internos, requieren de guerras para exportar el enfrentamiento y resolver la crisis económica con su secuela de recesión, depresión, desocupación laboral y quiebras empresarias con absorciones.

 

La transición Bush-Obama es un escenario de disputa entre las fracciones dominantes que buscan  modos de condicionar la política a favor del complejo militar industrial. En la interna electoral Israelí la "izquierda" laborista necesita mostrar que es capaz de hacer lo que a la derecha le es natural. Como seguramente la interna Palestina tiene que ver en todo esto. Pero lo principal es lo que marca y habilita que una confrontación pueda volverse masacre y provocar la profundización -o al menos el mantenimiento- del escenario de guerra sobre la plataforma de la mayor reserva petrolera mundial. Esto habilita la diferencia en el tratamiento mediático global,  con otras tantas masacres que se perpetran en otros rincones del planeta  sin resultar jamás  tema de prensa,  ni  de debate o recogimiento mundial.

 

Considerando:

 

La masacre que está ocurriendo en la Franja de Gaza, producto de la demencial violencia militar ejercida por el ejercito israelí, sobre la población palestina que habita esa zona, ha causado en poco más de diez días 700 muertos, y unos 3000 heridos, y alcanza la población civil (más de 200 muertos son niños y adolescentes), incluso refugiada en escuelas administradas por las Naciones Unidas.

A su vez, las solicitudes de cese al fuego, tendientes a poner inmediato freno a esta situación, por parte de los organismos internacionales, han sido desoídas por el gobierno israelí, que, por el contrario, ha dispuesto la ampliación de la ofensiva, generando el aumento de la violencia desatada.

Frente a la evidencia de esta crisis humanitaria, no podemos dejar de expresar nuestro repudio ante los responsables de este hecho y

 

Conjuntamente con el pronunciamiento

mayoritario de la humanidad

 

Convocamos a:

 

Los Jefes de Estado y de Gobierno de América Latina y el Caribe, a manifestarse como Región a través de las distintas formas institucionales como el GRUPO de RIO, la UNASUR y el MERCOSUR, condenando la masacre de Gaza e impulsando una firme y urgente convocatoria de las Naciones Unidas a exigir el cese inmediato de los ataques militares, bloqueos de productos básicos y el asedio humanitario, político y económico a Gaza finalizando con toda forma de terrorismo de Estado. Para superar un inoperante declarativismo al que están sometidas las Naciones Unidas, al menos desde la unipolaridad pronorteamericana, es necesario adoptar sanciones concretas, bregando por la soberanía democrática de la Asamblea General sobre el poder de veto de la minoría del Consejo de Seguridad.

+ NOTICIAS