Conferencia de prensa de la Presidenta en Olivos

Conferencia de prensa de la Presidenta en Olivos

La Presidenta Cristina Fernández ofreció esta tarde una conferencia de prensa para todos los medios nacionales e internaciones a agenda abierta, en la residencia presidencial de Olivos.

Las consultas realizadas a la Jefa del Estado se centraron en las siguientes cuestiones: La Argentina frente al Bicentenario, la situación del Indec, el balance de los primeros 7 meses de gestión, la Ronda de Doha, la Ley de Radiodifusión, el valor de las asignaciones familiares, la relación con el vicepresidente, los juicios de la verdad y la presencia de la Cuarta Flota de Estados Unidos en aguas latinoamericanas.

Los conceptos más importantes expresados por la mandataria fueron:

Sobre la denominada "Agenda del Bicentenario", Cristina Fernández dijo que ésta "siempre estuvo abierta para todos los actores económicos y sociales" y que "la discusión pasa por ver con qué modelo económico y social nos vamos a desarrollar". "Lo importante es tener en cuenta que la unidad no pasa por homogeneidad de ideas, sino en poder articular un modelo que pueda dar movilidad social para todos los argentinos", porque "el gran desafío de todos los sectores es profundizar un modelo que siga dando trabajo a todos".

Sobre la situación de los distintos funcionarios y su continuidad en la gestión, la Presidenta dijo que "lo importante de cada funcionario es ver si se desempeña honestamente, laboriosamente y eficazmente de acuerdo a lo que emana desde la Presidencia". Consultada concretamente sobre la situación del INDEC, manifestó que "los sistemas de medición siempre presentan dudas en todos los países" y que "el tema fue manejado políticamente y mediáticamente" por algunos sectores opuestos al gobierno. "Hay intereses económicos y políticos que siempre se entrecruzan en los procesos democráticos", recordó la jefa del Estado, al tiempo que pidió comparar los sistemas de medición de INDEC con los de países vecinos, que tienen más bajos salarios y más altos costos de servicios y sin embargo arrojan resultados sobre inflación más bajos que Argentina.

Interrogada sobre qué repetiría y qué corregiría de sus primeros meses de gestión, Cristina Fernández aseguró que "volería a hacer todas y cada una de las cosas que hice", incluso, dijo, la firma de la resolución Resolución 125 sobre retenciones al agro, porque "por primera vez en la República Argentina, desde el avenimiento de la democracia, las instituciones de la democracia, el Poder Ejecutivo y Parlamento, nos hemos puesto discutir en serio y con posibilidades de ser sancionada una ley que por primera vez tocaba la redisctribicón del ingreso en Argentina".

Luego, sobre las espectativas de integración regional y los resultados de la Ronda de Doha, Cristina Fernández destacó "la firme convición, tanto del presidente Lula como de quien les habla, de que la integración con Brasil es un necesidad absoluta". Sostuvo también que la llegada de inversiones extranjeras demuestra "la importancia de la República Argentina como lugar de inversiones por ser altamente competitiva". Y consideró "importante para la integración la presencia del presidente de Venezuela", que visitará a partir del próximo lunes nuestro país. "Es necesario cerrar la ecuación energética en América Latina, y en este sentido la integración regional del Mercosur con Venezuela es fundamental", aseguró la mandataria.

Sobre el resultado de la Ronda de Doha, admitió la existencia de "posturas diferentes entre Argentina y Brasil". Y dijo que "vamos a abordar este tema con el Presidente del Brasil y seguramente con el presidente Chávez cuando venga el lunes". "Que tengamos procesos económicos diferentes no significa que no podamos articular posiciones", dijo.

También destacó la presencia de representantes de la UIA junto a la delegación argentina que asistió a ese encuentro.

Acerca de la calidad institucional, defendió el rol de los organismos de control del Estado al señalar que los mecanismos que los regulan son totales y absolutos, al tiempo que recordó que durante su gestión no se han firmado decretos de necesidad y urgencia. También relativizó versiones sobre influencias en las decisiones de gobierno al señalar que responden "a una versión sesgada de las cosas".

Ley de Radiodifusión también fue motivo de consulta en la conferencia. Sobre esta cuestión, la jefa del Estado resaltó que "hemos mantenido multiples reuniones con diferentes entidades buscando pluralidad y diversidad" porque "la Argentina requiere un instrumento que no solo dé cuenta de las demandas de diversidad, sino también que prepare el marco regulatorio para la incorporación de la tecnología". También aseguró que "seguiremos convocando a muchísimos sectores en discusión, de manera similar a como se hizo con la Ley Federal de Educación".

Sobre la relación con el vicepresidente, la Presidenta pidió "desdramatizar" la situación, porque "cada uno es reponsable de las acciones politicas que realiza" y "no me corresponde a mi adjetivar ni realizar nungún comentario" al respecto.

Consultada sobre el funcionamiento de la justicia, a raíz del dramático episodio del cuádruple crimen de Campana, señaló primeramente que el hecho demuestra "uno de los aspectos más terribles de la condición humana" y "frente a eso no hay palabras". También señaló que ubicar como tema central la efectividad del funcionamiento de pulseras electrónicas para controlar a presidiarios beneficiados con arresto domiciliario "es un reduccionismo", por lo cual convocó a la sociedad a "abordar" de lleno la necesidad de claras "directrices" en la justicia.

Acerca de la construcción del denominado "Tren Bala", resaltó que la obra se realizará por completo con fondos provenientes de un préstamo internacional y sin dinero del presupuesto nacional. También puso en relieve las inversiones que se realizan en el sistema ferroviario tendientes a su recuperación, como el soterramiento de la línea Sarmiento, la electrificación de la línea Roca, la construcción de pasos a nivel en otras líneas, etc. Y al respecto agregó que "es dificil dar buena calidad de servicio con tarifas tan bajas como las de Argentina".

Sobre los jucios contra los represores de la última dictadura militar, la jefa del Estado señaló que "son parte de la calidad institucional y de un prestigio de la Argentina muy fuerte que uno lo puede observar cuando viaja al exterior".

Sobre la relación con EE.UU. dijo que "es como siempre, normal y seria como debe ser con todos los países del mundo", y rescató el suceso que implica que un afroamericano esté en este momento compitiendo por la presidencia de ese país, en referencia al senador Barak Obama. "Es un hombre que me ha sorprendido por su personalidad y su discurso. Su forma de enfocar las cosas de manera diferente revela una vitalidad sorprendente y admirable" y "revela una cabeza muy abierta" por parte del electorado estadounidense, opinó.

Asimismo, aclaró que hace semanas y en diferentes ámbitos y oportunidades Argentina a elevado su preocupación ante la presencia de la Cuarta Flota en aguas latinoamericanas. Cristina Fernández aseguró que las explicaciones ofrecidas por las autoridades de EE.UU. han sido satisfactorias, aunque "de igual manera es una preocupación latente".

En el plano económico, resaltó la existencia de autonomía en el Banco Central, y en este sentido dijo que "estamos ante un regimen de administración, no de regulacion", política que "fue la que dio solidez financiera a pesar de las turbulencias mundiales" derivadas de la crisis de las hipotecas de EEUU.

Sobre la cuestión de las asignaciones familiares, señaló que se analiza su situación, pero aclaró que "se tienen que tener recursos para ser pagados (eventuales aumentos), sino se convierte en un discurso demagógico".

En otro orden, sobre las expectativas de inversión extranjera, la mandataria recordó que casi a diario "recibo empresas que vienen a trabajar" y agregó que "tenemos que dar señales muy claras del sostenimiento del modelo de acumulación que ha mobilizado a muchísimos empresarios extranjeros a venir al país".

Sobre el tema de la deuda con el Club de París, dijo que "es un tema que nos ocupa" y que es una discusión que "vamos a afrontar con serenidad" porque "cualquier proceso de renegociación de deuda necesariamente le debe dar al pais la posibilidad de seguir creciendo".

También se le pidió una evaluación del descenlace del debate por las retenciones. Al respecto, Cristina Fernández manifestó que "fue una decisión controversial porque afectaba a sectores chicos en términos numéricos pero muy poderosos" y que su autocrítica se centra en haber tenido "cierto grado de ingenuidad frente a la reacción de los que serían sectores muy poderosos económicamente ante la afectación de sus privilegios". "Al ver el final de la película, los que terminaron beneficiandose fueron los sectores exportadores únicamente", opinó.

Sobre la Copartipación Federal indicó que el dictado de una ley sobre el tema está pendiente desde 1994, pese a lo cual nunca hubo incremento de la misma como desde 2003.

+ NOTICIAS