Crece el escándalo por la censura al monumento de Chávez en Tucumán

Crece el escándalo por la censura al monumento de Chávez en Tucumán

La UCR,el bussismo y el PRO, pretenden  censurar el reconocimiento popular hacia el líder de la reconstrucción de la Patria Grande, Hugo Chávez. La organización de esta operación llegó primero a las calles con volantes para  luego trasladarse a los medios y cafés, producto de la demonización de la figura del guía bolivariano.

De esta manera, la oposición avanzó con la descontextualización de la ordenanza, dando por sentado que se realizaría una estatua-todavía no se eligió  qué tipo de  tributo se le hará, si busto, placa o mural-, y cuestionó los recursos para afrontar dicho homenaje.

Recordemos que el concejal por el FpV Luis Romano y secretario general del MUP Tucuman, había explicado que el costo del homenaje correria por su responsabilidad.

Desde el 14 de marzo hasta la fecha, las redes sociales de Alberdi -diferentes facebooks del radicalismo y del Pro como https://www.facebook.com/jr.a.tucuman?fref=ts -se vieron abarrotadas de insultos, inmersos en una operación de prensa para poner al vecino en contra del clamor popular.

Frente a este desmesurado reclamo, el candidato a diputado nacional por el MUP, Luis Romano, manifestó que “es una acción lógica teniendo en cuenta como de quien viene el grito. Este tipo de personas, entre ellos el hijo del genocida Bussi, nunca podrán sentir lo que es la construcción y valoración de luchar codo a codo por los derechos de la clase trabajadora. Acá está clarísimo quiénes son estos personajes y qué quieren”. Y agregó “no vamos a permitir que ninguneén el proyecto aprobado por la mayoría de los concejales, y, por sobre todas las cosas, no permitiremos que nada ni nadie ensucie la imagen y el legado que nos ha dejado el compañero Hugo, en su lucha por la hermandad latinoamericana”.

Por su parte, el secretario general del MUP, Federico Martelli, le recordó a aquellos que salieron a pedir por la remoción del proyecto que “éste atropello contra el voto consensuado  a favor de la construcción del monumento, es atentar, primero, contra  la elección democrática de una sesión del HCD de la localidad de Alberdi y  segundo, un acto de censura que surge del odio más visceral de una clase dirigente que huele a receta neoliberal”.  Y finalizó exultante “aquí no se rinde nadie, iremos hasta las últimas consecuencias por levantar no sólo el monumento que se merece este hijo y padre de nuestra revolución, sino que no dejaremos que avasallen la democratización de la política que, por suerte, ya no se drena más por los senderos de la opresión imperial, sino que circula por esas venas más oxigenadas que nunca de la América Latina.

Cabe recordar que el intendente del Frente Para la Victoria, Luis Campos ya vetó la ordenanza del proyecto que había sido aprobada por 8 a 2. Mañana, alrededor de las 20, se realizará una sesión extraordinaria para tratar temas de agenda local y también se leerá el texto enviado al concejo por el intendente Campos donde se anuncia el veto.

Para los concejales que aprobaron la ordenanza, la jornada será de descargo, en cambio, para el intendente podría ser una instancia para aclarar que Romano quiere afrontar el costo del homenaje, o bien darle el visto bueno a la mentira del bloque reaccionario.

Las dos concejales  que se manifestaron en contra de la ordenanza son la radical, Carmen Ruiu, y la representante por el Peronismo Disidente, Emilia Arroyo. Desde afuera de la Cámara municipal, apoyaron la estigmatización los referentes en la ciudad del Pro, Andrés Flores, y de Fuerza Republicana, Atilio Pelufo.

 

+ NOTICIAS