Documento del MUP presentado en el Primer Plenario de Políticas Públicas de Bs. As

Documento del MUP presentado en el Primer Plenario de Políticas Públicas de Bs. As

En base a las conclusiones del 4to Plenario Nacional de Delegados y a los aportes recientes de los militantes de la provincia de Buenos Aires

Comunicación y Cultura

Por una comunicación más justa, libre y soberana para todos

 – Apoyo a la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual y Desarrollo de las actividades políticas y sociales tendientes a terminar con la concentración mediática de la información.

– Exigir al Estado la puesta en marcha de una Ley Federal de Financiamiento a la Comunicación Popular, con el fin de fortalecer a los medios de comunicación de Pymes, Micropymes, medios comunitarios, cooperativos y sociales.

– Creación de una red provincial de medios de comunicación comunitarios, cooperativos y sociales. (Radios, portales web, TV, medios gráficos)

– Exigir al Estado provincial internet libre en toda la provincia.

– Crear más centros de estudios para la terminalidad primaria y secundaria

-Realizar plenarios sobre la ley de medios audiovisuales para que nuestros militantes tengan las herramientas y los conocimientos para poder defender ideológicamente las medidas tomadas por el gobierno.

-Generar espacios de difusión y propaganda en medios independientes (radios comunitarias, periódicos locales y canales de tv)

Género y promoción de la igualdad

– Impulsar en la provincia de Buenos Aires una ley de aborto legal, seguro y gratuito

– Reconocimiento pleno de los derechos culturales y de propiedad de los pueblos originarios. Ley de Reparación Histórica que permita a las comunidades originarias recuperar el protagonismo en la vida política, económica y social de nuestro país.

-Crear la secretaría de pueblos originarios de la provincia de Buenos Aires

-Incorporar a espacios del Estado a compañeros y compañeras de diferentes géneros

-Impulsar la ley de cambio de sexo en el DNI

– Generar espacios de capacitación para que   las compañeras y compañeros puedan conseguir  tener un trabajo digno ya que sufren la discriminación y diferentes agresiones hacia su persona.

– Impulsar una ley que garantice una manutención o trabajo para las mujeres víctimas de violencia que no abandonan su hogar por  no contar con una solución económica que les permita salir rápidamente del hogar que comparte junto a sus hijos y el agresor.

-Fundar la mayor cantidad de casas transitorias en todos los distritos de la provincia de Buenos Aires que puedan albergar a las mamás con sus niños en el primer momento en el que salen del hogar del golpeador

-Capacitar desde la perspectiva de género y de los derechos humanos en todas las comisarías de la provincia para que todos los agentes policiales manejen los mismos criterios y herramientas para la atención de las víctimas de violencia

-Capacitar desde la perspectiva de género y de los derechos humanos para que en todos los hospitales públicos todo el personal médico (médicos y/o enfermeras) conozcan el protocolo hospitalario que pauta cómo actuar en la atención primera de la víctima de violencia.

-Generar una mesa distrital en se convoque a todas las organizaciones vinculadas al trabajo territorial para consensuar una misma metodología que aborde la problemática de la violencia de género, maltrato infantil, violaciones, etc y cómo establecer un protocolo de acción frente a estas situaciones (derivaciones hospitalarias, denuncias)

Políticas sociales y de inclusión

– Defender la política de promoción de derechos como eje central de las políticas sociales.

– Impulso y promoción de la Ley de tierra y vivienda. El Estado deberá garantizar en el plazo de 5 años un terreno y una vivienda a cada núcleo familiar.

-Trabajar en la inclusión de la comunidad en su totalidad sin distinguir credo, clase o etnia. Esta comisión debará trabajar estrechamente con las comisiones de juventud, educación, cultura y pensamiento nacional para fomentar  en los distintos barrios fiestas de colectividades, carnavales, peñas y actividades deportivas.

En cuanto a hábitat trabajar en la capacitación y desarrollo de viviendas económicas.

-Realizar relevos en los barrios para detectar las principales necesidades y operar desde los respectivos ministerios donde tengamos compañeros para poder darle una solución.

Deporte

-Implementar el deporte como política para contención de jóvenes de la provincia de Buenos Aires. En materia de deportes realizar actividades sociales que ayudar a fomentar y profundizar los lazos en las distintas comunidades con la militancia territorial, la realización de las jornadas al aire libre también tiene como medida de alejar a los jóvenes del ocio, la delincuencia y las adicciones.

-Generar políticas de financiamiento para clubes, sociedades de fomento que impulsen las actividades deportivas y recreativas en todos los municipios de la provincia

-Aumentar el presupuesto que se destina a la promoción de actividades deportivas y recretativas

-Asesorar y capacitar técnicamente a las asociaciones civiles, sociedades de fomento que deben regularizar su situación jurídica para presentarse en programas de financiamiento para clubes.

-En materia de deportes realizar actividades sociales que ayudar a fomentar y profundizar los lazos en las distintas comunidades con la militancia territorial, la realización de las jornadas al aire libre también tiene como medida de alejar a los jóvenes del ocio, la delincuencia y las adicciones.

Transporte y desarrollo urbano

-Desarrollar un sistema de transporte público que incluya trenes, transporte automotor, fluvial y aeronáutico que permita la integración productiva y social de la provincia.

Producción, trabajo y economía solidaria

– Apoyo a la ley de reparto de ganancias entre los trabajadores.

– Profundizar el proceso de industrialización. Continuar el camino del fortalecimiento del mercado interno como motor de la economía. Impulsar a industrialización de materias primas en detrimento del sistema extractivo sin valor agregado.

-Consolidar la Banca pública limitando la acción de la Banca privada a través de nuevas regulaciones financieras*. Apoyo desde la provincia a la Ley de Servicios Financieros impulsada por Carlos Heller

Ver Anexo I

Justicia y Derechos humanos

– Remoción de los jueces y secretarios designados durante la última dictadura militar e implementación de un sistema democrático de ingreso al Poder Judicial; Juicio y castigo a los responsables civiles de la dictadura militar, Derogación de todas las leyes dictadas durante la última dictadura militar.

– Llevar adelante los 10 puntos del acuerdo por una seguridad democrática.

Ver Anexo II

Educación

– Consolidar un sistema educativo de carácter nacional que garantice la igualdad en el acceso a la educación en todos sus niveles y que abarque a todo el territorio provincial

– Crear una nueva ley de educación superior que oriente el sistema de producción del conocimiento a las problemáticas de la nación.

– Integración y el encuentro cultural entre argentinos  y todo tipo de inmigrantes

-Realizar programas o talleres contra la discriminación

-Desarrollar en los centros de estudios o unidades básicas de los diferentes distritos taller populares y gratuitos (literarios, teatro, cine).

-Realizar charlas abiertas  y mesas de debate donde se discuta el pensamiento nacional (Ortega peña, Jauretche, Puigross, J.H. Arregui  etc) estos espacios de discusión deberían estar cercanos o en conmemoración a determinadas efemérides 20 noviembre, 17 de octubre etc) 

-Coordinar estas actividades con centros de estudios populares, colegios, sociedades de fomento.

Políticas Sanitarias

– Territorializar el sistema de salud priorizando la atención primaria y la prevención de enfermedades de transmisión sexual y de embarazos no deseados.

Juventud

-Programas sociales para los jóvenes: Avanzar con programas que, como fueron los Proyectos Adolescentes y hoy el Programa Envión, apunten a la contención de los jóvenes que transitan situaciones de vulnerabilidad social, donde el Estado Provincial junto a las organizaciones populares generen espacios de capacitación, impulso a la cultura y el deporte y se promuevan los derechos de los jóvenes. Jornadas Solidarias, Programas que faciliten las iniciativas vinculadas al deporte y las actividades culturales y recreativas, Programas de Promoción de los derechos Juveniles son lagunas de las propuestas en este marco.

-Programa de Primer empleo juvenil:con el objetivo de fomentar el trabajo digno y productivo promoviendo su  empleabilidad y capacitación en un marco de inclusión social.

-Bolsa Única de Trabajo Juvenil en la Provincia de Buenos Aires: que incluya a todos los jóvenes que están en la búsqueda de empleo, con el compromiso del gobierno provincial y del sector privado de garantizar que un cupo de los contratados en la provincia sea mayor de 18  y menor de 29. Acompañando esta propuesta debería crearse un área de capacitación concreta donde los jóvenes adquieran los conocimientos necesarios según la demanda del mercado laboral.

-Programas que faciliten el acceso a Becas de Estudio para Jóvenes: mejorando el acceso a la información y el acceso a las mismas, eliminando brechas burocráticas o de comunicación para los jóvenes que las necesitan.

-Programas de Fomento a las experiencias de Apoyo Escolar

-Legislación Provincial que establezca el Boleto Estudiantil gratuito para estudiantes que cursan los niveles de escolaridad obligatoria, y un descuento del 50% de la tarifa vigente para los estudiantes terciarios y universitarios. Siguiendo el Proyecto de Ley presentado por la Diputada Nacional Adriana Puiggrós, esta es una demanda que los jóvenes organizados venimos trabajando.

-Formación política para la juventud: construcción de una instancia provincial que aborde, impulse y facilite la formación política que sirva a modo de marco y orientación para el sector activo de la juventud y que desde cada municipio canaliza y aborda las demandas políticas, económicas y sociales del pueblo bonaerense.

 

Seguridad ciudadana

Ver Anexo I

Ciencia y Tecnología

Medio Ambiente, energía y recursos naturales

-Realizar charlas en los diferentes ámbitos establecidossobre las necesidades de preservar los recursos naturales del país y su uso ecológico y sustentable.

ANEXO I

Eje: Empleo, Producción y economía popular

Considerando:

Que el cambio violento de paradigma económico productivo desde los años 70 estableció un nuevo modelo de sociedad, reemplazando al modelo social, salarial y laboral con grandes masas empleadas y un estado que garantizaba el bienestar.

Que el nuevo modelo productivista se basa desde entonces  en la revolución científico-técnica (Informática – Telecomunicaciones – Robótica – Transporte y logistica), en la competitividad y liberalidad de los mercadosy en la descentralización, tercerización y subcontratación.

Que dicho modelo ha generado en nuestro país, consecuencias tales como la flexibilización y precarización laboral, la desorganización de la clase trabajadora y un aumento exponencial de la desocupación acarreando una cantidad de problemáticas sociales que vulneran los derechos de nuestros compatriotas.

Que estos cambios en el mundo del trabajo han modificado las maneras de participación de los trabajadores y han generado nuevas identidades frente a la exclusión del sistema productivo asalariado, generando nuevas formas de resistencia contra “el sistema” y nuevas formas de supervivencia.

Que esas nuevas formas de supervivencia generaron un nuevo sector de trabajo que participa de la economía sin ser empleado  asalariado sino que autogestiona sus propias necesidades frente a las imposiciones del mercado y las políticas de corte neoliberal.

Que esto implica la disputa de los trabajadores por la participación en la renta, ya no sólo por la lucha sindical-salarial y de condiciones de trabajo sino de la necesaria pelea por las políticas públicas generadas por el sistema público que garanticen las condiciones necesarias de acceso permanencia y desarrollo de derechos para la autogestión social en la economía y la institucionalidad democrática.

Decimos

El sistema capitalista global a generado condiciones para nuestra economía y sus formas de relaciones con el trabajo y su participación en la distribución de la riqueza que nuestra lucha de resistencia  primero y nuestro gobierno popular desde 2003 han comenzado a transformar. Con sacrificio, decisión política y creciente organización.

Que esto se relaciona con la construcción día a día del Proyecto Nacional y la instrumentación de políticas que dan cuenta de esta nueva realidad, generando tensiones de cambio social y cultural al interior de nuestras propias fuerzas del campo popular, pero sobre todo aumentan la reacción de los sectores del privilegio que quieren volver atrás debilitando a nuestro gobierno e incentivando las contradicciones que siempre aparecen en los procesos de cambio.

Que por eso las masas de trabajadores que han accedido a la ocupación a través de la forma de empleo patronal  (a pesar de los avances generados por las políticas de nuestro gobierno) se debaten  en la defensa de las conquistas alcanzadas. Que un 40 % de ese conjunto  aún  se encuentra en la precarización y la desorganización sindical. 

Que  al mismo tiempo existe un sector de trabajadores “no empleado”  que englobamos en la designación “de trabajo autogestionado” que podemos caracterizar del siguiente modo:

Todas aquellas experiencias de autoorganización económica colectiva para generar ingresos y satisfacer necesidades, las cuales pueden adquirir la forma de cooperativas, empresas recuperadas, asociaciones  civiles, organizaciones comunitarias, organizaciones campesinas y de producción familiar; y que lleven adelante actividades como  intercambio, comercialización, trueque, producción de alimentos para autoconsumo, autoconstrucción de viviendas e infraestructura, servicios, entre otras. Siendo de carácter público no estatal ni privado rentístico.

Que este sector ingresa ampliamente en la economía como subsidiario dependiente de las formas de precarización y tercerización laboral del circuito de la economía global-patronal,  pero que también puja como autoorganización económica disputando su lugar en el espacio económico y comercial a través de formas colectivas y solidarias aún condenadas a la precariedad institucional,  fiscal, financiera y promocional.

Nuestra propuesta

El Movimiento de Unidad Popular (MUP), como organización social y política, surgida de la resistencia contra las políticas neoliberales instauradas durante los ´90, consideramos que nuestro aporte a la profundización del proyecto nacional liderado por nuestra compañera Cristina Fernández de Kirchner en los que respecta al eje empleo, producción y economía popular,  tiene dos tareas centrales:

Contribuir a la sindicalización de los empleados aún informales y de los trabajadores autogestionados, para unificar la fuerza popular en la defensa del Proyecto Nacional  y en la disputa democrática por la participación creciente de los trabajadores en la conducción política y en la gestión del sistema público.

Fortalecer al sector de los trabajadores autogestionados junto a los productores y comerciantes de pequeña escala económica contribuyendo a su organización, como nuevos actores económicos bajo la conducción estratégica del Proyecto Nacional, para construir una nueva matriz económica de generación y distribución de la riqueza en orden a los intereses nacionales y populares.

En el ámbito del trabajo empleado impulsamos junto a la CGT y la CTA, la discusión por la exclusión del pago de ganancias a los asalariados y la participación no sólo en los excedentes de las empresas sino también en el control de su gestión y del alineamiento con los intereses estratégicos nacionales (económicos, ambientales, sociales y culturales).

En el ámbito del trabajo autogestionado seguimos proponiendo su sindicalización y la unificación estratégica del sector de pequeña escala y autogestión para construir una nueva institucionalidad para estas nuevas formas de organización social de la economía.  Un marco político normativo que las convierta en sujeto público del trabajo, promocionado y conducido por las estrategias de desarrollo económico  definidos por el Proyecto Nacional.  Consideramos que los millones de trabajadores-emprendedores hoy dispersos y subsumidos por  los sistemas de la estructura económico productiva aún monopolizada por el capital transnacional deben pasar a ser  organizados como actores económicos colectivos,  en las cadenas de actividad y territorios regionales, bajo la conducción estratégica y la inversión del Proyecto Nacional  en formas mixtas de gestión y participación de la riqueza producida.

Conclusiones

En nuestra historia, desde el MUP hemos construido una experiencia militante y una inserción en el sector de trabajo autogestionado, con  vinculaciones a los organismos del Estado y un planteo político gremial y de organización de la economía que nos proponemos consolidar y relanzar en  estos cuatro años.

Tal experiencia nos ha dado un bagaje político ideológico y político técnico que nos identifica ante compañeros, sindicatos,  organizaciones e instituciones que hoy nos permite reorganizar el Grupo Manuel Belgrano, agrupando a cooperativas, emprendimientos, asociaciones y colectivos de  productores y comerciantes para constituir una fuerza económica, gremial y política que se presente ante el resto de los trabajadores y el gobierno como otro instrumento del Proyecto Nacional.

Vemos confirmarse nuestro análisis  del  proceso económico social  realizado en los principios de los dos mil y como los planteos estratégicos que pusimos en debate, por la fuerza de la realidad se han ido incorporando al discurso y las acciones desarrollados por otras organizaciones,  y  son  tenidos en cuenta  por distintas instancias del gobierno nacional.

Tanto las iniciativas populares de autorganización económica  como las políticas de nuestro gobierno, aún están desarticuladas políticamente y en consecuencia operativamente. Hasta ahora son experiencias dispersas que no logran terminar de unificar, y constituirse en sujeto con poder necesario para desarrollar un plan político de acción contundente.

Ahora la tarea es consolidar nuestra propia fuerza en el territorio a partir de la acción conjunta con el Ministerio de Trabajo, el Ministerio de Desarrollo Social, el Ministerio de Agricultura y el Ministerio de Producción.  Hemos desarrollado en este último año nuestras organizaciones que dan institucionalidad al vínculo político con las diferentes instancias del gobierno nacional.   Esto al mimo tiempo nos otorga la posibilidad político organizativa e institucional para armar equipos político técnicos, agrupaciones  y organismos económicos colectivos desde donde hacer las alianzas indispensables con el conjunto del movimiento popular.

Por eso el Frente Gremial del MUP debe incluir la militancia sindical de trabajadores empleados y la gremial económica de los trabajadores autogestionados, unificando políticamente los dos grandes sectores del trabajo que hoy y en el futuro interpretamos que el devenir económico, tecnológico, comunicacional, social y cultural  consolidarán como pilares de una Nueva Argentina.

Anexo propuestas

Enfoque metodológico

·        Políticas activas:Las mismas tienen por objeto mejorar, directa o indirectamente, el nivel de empleo a través de acciones en el ámbito de la oferta, la demanda o de la apuesta en relación de la oferta y la demanda. Por esta razón consideramos que la oficina de empleo:

·        Articulación entre programas nacionales:Trabajar en conjunto con el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, Ministerio de Desarrollo Social, Ministerio de Industria (Foro industrial 2020 y SEPYME), Subsecretaría de Agricultura Familiar e INAES.

·        Articulación de actores locales. Tanto las instituciones y programas públicos nacionales y provinciales, como los diferentes actores territoriales son centrales al momento de generar políticas de empleo y proyectos productivos locales. Las empresas, los sindicatos, los centros de formación profesional, las organizaciones de base, las Universidades, los centros de estudios y organizaciones sociales deben tener un rol protagónico y armónicamente coordinado para el logro de los objetivos propuestos. Por ello, es necesario generar espacios de participación interinstitucional con el objetivo de detectar las capacidades y aportes que cada actor puede desempeñar como así también relacionar a los actores entre si en el marco de interconexiones y colaboraciones mutuas.

·        Focalización positiva:Son aquellas políticas dirigidas a los sectores más vulnerables de nuestra sociedad. Como ejemplo, podemos analizar lo que ocurre actualmente con la juventud y su relación con el mundo laboral. La tasa de desocupación de los jóvenes de entre 18 a 24 años duplica a la de la población total. Asimismo, la mayor tasa de desempleo se ubica entre los jóvenes que pertenecen al primer decil de ingresos (61,5%). Aproximadamente un 50% de estos jóvenes no ha finalizado sus estudios primarios y secundarios. Por estos motivos, creemos que debe existir una política activa de promoción del empleo joven que incentive a los jóvenes a terminar sus estudios y a las empresas a que incluyan a los mismos.

Políticas Públicas

La dividimos en dos ejes:

1. Crear condiciones de empleabilidad a los sectores más vulnerables de la provincia de Buenos Aires, articulando la demanda del mercado laboral y aquellas personas desocupadas, subempleadas o con precariedad laboral.

·   Programa de Formación Profesionalen articulación con sindicatos, centros de formación profesional y organizaciones sociales.

·   Programa de Entrenamiento para el Trabajo con sector público municipal y ONGs, revalorizando el trabajo social como trabajo socialmente útil y necesario para la comunidad, que debe ser promovido como un sector más en el sistema sectorial de división del trabajo. El programa de Entrenamiento para el trabajo del  MTESS de la Nacion y el Programa ENVION de la Pcia. De Bs As son puntapié inicial para reivindicar este sector.

·   Programa de Inclusión Laboral en grandes empresas y PYMESparatrabajadoras y trabajadores desocupados en empleos de calidad, mediante la implementación de incentivos económicos a las Empresas que decidan incrementar su dotación de personal. Con especial hincapié en la incorporación de jóvenes.

·        Observatorio de Empleabilidad provincial: Será un espacio para el monitoreo y elaboración de un diagnostico amplio y permanentemente actualizado respecto de:

–          Las dimensiones socioprodutivas y de servicios presentes por regiones,

–          Nichos de mercado no cubiertos y oportunidades para la generación de proveedores locales,

–          Fuerza de trabajo calificada disponible y ofertas de formación profesional

–          Necesidades de mano de obra en el territorio.

·        Foros de debate interinstitucionalesentre oficina de empleo, GECAL zona norte, cámaras empresariales y organizaciones sociales para delinear y coordinar políticas de empleo.

2. Promover políticas activas y focalizadas al sector de trabajo autogestionado sea a emprendedores individuales, grupos familiares, grupos asociativos y cooperativas en general.

·        Programa de formación y capacitación de cuadros para la gestión de proyectos y emprendimientos de trabajo autogestionado

El programa busca formar y capacitar a emprendedores y trabajadores asociados en pequeñas o grandes cooperativas para fortalecer la gestión de sus proyectos y organizaciones en los aspectos comerciales, productivos, administrativos y jurídicos.  Además, pretende generar una visión homogénea de las políticas públicas estratégicas para el sector de trabajo autogestionado, unificar metodologías de acción y capacitar en la aplicación de instrumentos organizativos, tanto a funcionarios de la gestión pública, como a trabajadores, estudiantes, académicos y militantes. 

·        Programa de encadenamientos productivos

El programa apunta al encadenamiento de unidades productivas autogestionadas pertenecientes al mismo rubro o a una misma cadena de valor para mejorar su oferta de bienes y servicios. El objetivo es lograr una mejor inserción y posicionamiento en el mercado mediante asistencia técnica en comportamiento organizacional, procesos productivos, plan estratégico comercial e implementación de sistemas de calidad. 

·        Programa de circuitos económicos para el desarrollo territorial.

Articulan la labor de los programas de promoción social, alimentos, microcrédito y productivos, con el objeto de armar circuitos planificados de demanda-producción en un territorio local determinado municipal, provincial, regional y nacional.

Anexo II

Seguridad, Justicia y Derechos Humanos

Cuando hablamos de Seguridad y Justicia y Derechos Humanos, implica considerar la seguridad y la justicia como derechos humanos en sí mismos y a la afirmación, respeto y devolución de derechos como el eje de las políticas de seguridad y justicia.

El respeto, el ejercicio y la promoción de derechos humanos son la base de una sociedad justa y democrática, y es por esto que los derechos humanos, la memoria y la justicia, constituyeron  la piedra basal del proyecto político iniciado en el 2003. La recuperación de la ESMA y la decisión de retirar los cuadros de los genocidas fueron imágenes muy potentes en el inicio del gobierno del Dr. Néstor Kirchner, los hechos y las acciones de gobierno así lo demuestran, fueron el punto de partida de un proyecto político que sigue aún vigente.  Desde el año 2003, mucho se ha hecho por la restitución de derechos para el pueblo argentino, que habían sido pisoteados por la maquinaria neoliberal, que se apropió de nuestro país en 1976 con las dictaduras militares, y tuvo su continuidad en democracia.El concepto y contenido de los derechos humanos fueron reivindicados y transformados en políticas de estado por quienes, a partir del año 2003, asumieron la responsabilidad de conducir los destinos de la nación: Néstor Kirchner y nuestra actual presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Con diversos logros y con faltantes,a 72 años de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, las argentinas y los argentinos nos encontramos atravesando una etapa histórica en la construcción del ejercicio de una plena ciudadanía y participación democrática  bajo el carácter colectivo y público de una comunidad igualitaria y justa. Está claro que no alcanza con un reconocimiento formal de la existencia de derechos humanos, si no hay voluntad política y condiciones materiales para que los pueblos y los estados, naturalicen estos derechos en la vida cotidiana. No hablamos de ninguna cosa extraña, hablamos del derecho a la vida, a la libertad, al  trabajo digno, a la educación, a la salud, a la seguridad social, la vivienda,  etc.

Es preciso entonces trascender a la vinculación directa del concepto de Derechos Humanos vinculado a Memoria Verdad y Justicia, y entender que la acción afirmativa de Derechos Humanos comprende la diversidad de derechos ciudadanos, civiles y políticos, que el Estado debe garantizar en una sociedad. Entender que la Asignación Universal por Hijo, la Igualdad de género, el Matrimonio igualitario, las políticas de vivienda,  trabajo, de inclusión social, la políticas dirigidas a afirmar derechos a los Pueblos originarios, las políticas de educación salud, educación y cultura, son políticas afirmativas de derechos humanos.

De la misma manera, es preciso desnaturalizar la vinculación privativa y directa del concepto de Seguridad en relación a las fuerzas de seguridad, y ampliar la mirada, entendiendo la necesaria participación e involucramiento de la sociedad toda no solo en la detección, disuasión y combate del delito, sino fundamentalmente en la prevención de delito, en la generación de dispositivos socioeducativos y de inclusión social  que ataquen las causas y no solo las consecuencias del delito.

En palabras de la Ministra de Seguridad de la Nación, Nilda Garre, “Resulta hoy indiscutible que existe una relación directa entre la calidad de ese sistema democrático y el rol que el estado reconoce a la ciudadanía en el ámbito de las políticas de seguridad, convocándola como legitima protagonista del proceso de cambio y búsqueda de respuestas a sus legítimas y acuciantes demandas. De cara a la responsabilidad que todos aquí tenemos de construir un modelo de seguridad moderno, que tenga clara la seguridad humana como objetivo, y en el que sus agencias resulten objeto de reconocimiento y no de desconfianza, resulta imperioso reconocer que el conocimiento y la capacidad de fiscalización de los vecinos y vecinas organizadas son irremplazables. No se trata de delegar responsabilidades del estado en el pueblo de la Nación, sino de ser co-responsables (estado-comunidad) de la construcción de la seguridad pública, asumiendo cada uno la tarea que  le es propia.

Para llevar a la práctica estos enunciados, no necesitamos inventar nada, sino tener el compromiso de apoyar las políticas que el gobierno nacional está impulsando, de profundizarlas y de esta manera contribuir en la práctica y en el día a día en la profundización del modelo.

Entendiendo todo esto es que proponemos:

1)     Reivindicar y profundizar los derechos humanos como política de Estado a partir del 2003

–          Difundir y concientizar a la población, aún  queda mucho trabajo militante que toda la población interprete la relevancia de la política de memoria, verdad y justicia y acompañe la concreción de las acciones de reparación histórica, en eso tenemos que profundizar los militantes junto con los compañeros militantes de derechos humanos aprovechando este periodo histórico donde debe darse el importante  trasvasamiento generacional entre la generación que vivió en carne propia el proceso militar y los jóvenes nacidos en y posteriormente a esa etapa nefasta de nuestro país, a los fines de la continuidad de la lucha para construir una sociedad que no permita que esos hechos puedan volver a repetirse nunca más.

–          Reivindicar la necesaria incorporación a las currículos escolares de esta parte de la historia

–          Generar espacios locales de Memoria, Verdad y Justicia

–          Reivindicar, analizar y recuperar otros periodos históricos (además del proceso militar del 76) de violación y vulneración de derechos humanos

–          Reivindicar y analizar las violaciones y vulneraciones de derechos humanos en democracia, no solo en términos del aparato represivo en democracia, sino también respecto a la necesaria afirmación de derechos en todas las áreas de la vida en sociedad

–          Y por supuesto, seguir acompañando fervientemente  los juicios a los genocidas, y las reivindicaciones por los derechos humanos de todo tipo

 

2)     Trabajar fuertemente en torno al paradigma cultural de interpretación de las políticas de seguridad que las vincula al aparato represivo del Estado, y generar la conciencia social necesaria para un cambio de paradigma que involucre a la sociedad en la gestión de las políticas de seguridad ciudadana como parte activa, reivindicando el ataque a las causas y no solo las consecuencias del delito y la inseguridad.

–         Trabajo territorial de las organizaciones en torno al Plan Nacional de Participación Comunitaria 

En simultaneo con la redistribución de efectivos policiales y la puesta en marcha de los programas de refuerzo de la seguridad publica en todo el país, el gobierno nacional dispuso la ejecución del Plan Nacional de Participación Comunitaria en Seguridad en las comunas de la ciudad para luego continuar con el resto del país, por lo cual es imperioso que asumamos el compromiso de implementar fuertemente este plan en la provincia de Buenos Aires.

Resumen para conocer el plan:El tanto programa de participación de las organizaciones comunitarias en materia de seguridad,  tiene como objetivo la construcción de una política de seguridad que este en consonancia con el proceso de profundización de nuestra democracia, reconociendo el rol de la ciudadanía en la materia por medio de la participación comunitaria en la seguridad protagonizando en términos reales ese cambio.  Este programa busca de esta manera contribuir desde la comunidad al trabajo de las fuerzas de seguridad, propiciando  la elaboración más precisa de mapas del delito y la violencia y la consecuente reasignación de recursos (agentes y patrulleros), la recuperación de los espacios públicos y reapropiación por parte de los vecinos “ganar la calle”. El plan propone la generación de “mesas barriales”  constituidas por organizaciones de todo tipo, para garantizar la voz de los vecinos y la generación de consensos donde se definan prioridades y detecten las situaciones conflictivas. Asimismo comprende la evaluación comunitaria respecto del desempeño y la calidad del servicio policial procurando la celeridad de los cambios que esto demande, así como resaltar los funcionarios y las practicas virtuosas reconocidos por la comunidad, recuperando la credibilidad y el prestigio de la profesión policial a partir de la motivación y el profesionalismo.

Por último el programa también propone la generación de Escuelas de Participación Comunitaria, propiciando la capacitación, y la reflexión colectiva acerca de estas prácticas, en convenio con los centros académicos de estudio.

–         Fortalecimiento de los dispositivos socio comunitarios para la inclusión sociales

Fortalecimiento de las políticas de Inclusión social tendiente a la generación de oportunidades en la juventud. Políticas de fortalecimiento de las organizaciones de la sociedad civil, sociedades de fomento, clubes barriales, políticas socio-ocupacionales que generen oportunidades de inclusión laboral y cultura del trabajo, fortalecimiento de la educación formal para erradicar la deserción escolar, políticas de educación no formal y educación popular para brindar espacios de formación de conciencia.  Todas estas políticas hacen a una comunidad más y mejor organizada y fortalecen los vínculos comunitarios contribuyendo al anterior plan de participación comunitaria, al tiempo que genera las oportunidades para evitar la inclusión de los niños, adolescentes y jóvenes en los circuitos delictivos, así como a recuperar a los que buscan salir, al tiempo que promueven el compromiso mutuo entre los vecinos.

3)     Impulsar la adecuación de la estructura funcional del Sistema Judicial a los fines de una mejor coordinación con el poder Ejecutivo y Legislativo.

4)     Generar conciencia sobre las nuevas leyes impulsadas y a impulsar que garanticen derechos postergados a comunidades y grupos, afirmación de derechos de ciudadanos, adecuación de las legislaciones a la sociedad actual y las necesidades de crecimiento del país, difundiendo y concientizando a la sociedad para el apoyo a las leyes impulsadas desde el gobierno nacional.

5)     Impulsar la figura del Defensor del Pueblo por medio de Programas de formación para adolescentes y jóvenes

Información complementaria: El defensor del pueblo es un órgano de garantía para hacer efectiva la vigencia de los derechos. Es un organismo unipersonal, autónomo e independiente que promueve la defensa, promoción y preservación de los derechos fundamentales de los habitantes de la Provincia de Buenos Aires, incluyendo los de carácter civil, político, económico social y cultural.

Temas que se pueden reclamar:

–         Violación de los derechos humanos

–         Derecho a la educación y la salud publica con acceso a medicamentos y tratamiento

–         Control de alimentos

–         Maltrato y mala atención en hospitales, escuelas, comisarias, oficinas, etc

–         Discriminación de cualquier tipo

–         Contaminación ambiental

–         Espacios verdes y via publica

–         Problemas edilicios, vecinales y de transito

–         Deficiencias con los servicios públicos o empresas concesionarias del estado

–         Liquidación incorrecta de impuestos, tasas y tarifas

–         Corrupción en la función publica

–         Defensa del consumidor y los usuario

Anexo III

JUVENTUD

Ejes Para profundizar el proyecto en la Provincia de Buenos aires

Introducción política

El Proyecto nacional que renace en la Argentina en el 2003 bajo la conducción del compañero Néstor Kirchner, y que hoy avanza y se profundiza de la mano del gobierno de la Presidenta Cristina Fernández, es esencialmente proyecto de Liberación y de transformación. Liberación en tanto nuestro Pueblo va encontrando su destino políticamente soberano y económicamente independiente, sin la injerencia de intereses ajenos a los de la grandeza de la Patria. Transformación para que este destino esté sustentado en la Justicia Social y la felicidad de nuestro Pueblo.

Hoy la historia nos presenta una nueva oportunidad para consolidar definitivamente un modelo de desarrollo económico con inclusión social en la Argentina, tras dos siglos de continuas interrupciones por parte de quienes han trabajado para los intereses coloniales o de los imperios de turno, sin dudar de provocar los más crueles actos en función de preservar los intereses de una minoría angurrienta que desprecia a las mayorías nacionales.

Para eso, no basta con la voluntad de un hombre o de una mujer. Hemos avanzado mucho, muchísimo, pero sabemos que aun falta. Y sabemos que cada paso es más difícil que el anterior. Y en este sentido, la articulación orgánica del Estado en todos sus niveles con las organizaciones libres del pueblo, es un camino irremplazable para que este proyecto político, económico y social llegue a los compatriotas que ven aquí una esperanza cierta, pero que aun no les ha significado un cambio sustancial en su calidad de vida.

A lo largo y ancho de la provincia, la juventud organizada canaliza demandas, moviliza a sus pares para defender los logros de este proyecto, y para que estos lleguen a cada vecino, barrio o escuela.

Consideramos fundamental que para esta nueva etapa de transformaciones que comienza, el Estado Provincial y las organizaciones populares trabajen codo a codo para que el camino que iniciamos en el 2003, sea por fin y definitivamente, el destino que elijamos como Nación para el futuro de nuestro Pueblo.

Desde el plano Metodológico:

Consideramos que la juventud debe ser “sujeto” y no “objeto” de las políticas públicas, garante, generadora, impulsora y ejecutora de las políticas de juventud y no solo beneficiaria pasiva,  reafirmando el rol protagónico que este proyecto político le devuelve a los jóvenes  y reivindicando a la juventud como actor activo en la escena política, y en la profundización de este modelo de país, así como rescatando y valorando la presencia y potencialidad que los jóvenes militantes tenemos en los territorios. 

Es por esto que creemos que la clave de la efectividad de las políticas dirigidas a la juventud es profundizar el rol de las organizaciones de base como nexo entre las políticas públicas y la comunidad, y en este sentido garantizar que las políticas dirigidas a las jóvenes sean promovidas por los jóvenes militantes, sean discutidas y formuladas por estos en los territorios, con participación activa en la toma de decisión y en la implementación de los programas.

Nos parece esencial la conformación de una mesa de gestión provincial para el desarrollo y discusión de las políticas públicas de juventud con incidencia en los programas y acciones que se generen en los organismos provinciales de gobierno. Así como también generar mesas de gestión territoriales para la concreción de las políticas de juventud en los distritos, de la misma manera que se realizaron las reuniones para la implementación del Pintemos Mil Escuelas, donde los jóvenes participamos activamente en la toma de decisiones y organización de las jornadas, proponemos instituir esta metodología para el resto de las políticas dirigidas a los jóvenes.

Por último, creemos fundamental Garantizar que las políticas públicas dirigidas a la juventud sean implementadas por medio de las organizaciones, y no solo y directamente desde los municipios, a fin de contar con herramientas que nos permitan la militancia activa de este proyecto político para transmitir a otros jóvenes la necesaria participación en la construcción de nuestro presente y futuro

Ejes:

1-Programas sociales para los jóvenes

Si bien en los últimos años se ha avanzado en la elaboración de programas sociales como lo fue proyectos adolescentes y es ahora el envión, creemos que hay que intensificar el trabajo territorial con políticas que apunten a la capacitación y el impulso de la cultura y el deporte, así como también a la promoción de los derechos de los jóvenes.

Es necesario generar el debate sobre la situación de muchos jóvenes que transitan situaciones de vulnerabilidad social, con esto nos referimos a comprender las demandas del territorio y desde ahí diseñar las política que tiendan a la inclusión social y no a la exclusión como es la baja de edad de imputabilidad. Creemos que los problemas se resuelven desde el estado con un  trabajo mancomunado con las organizaciones y no criminalizando la pobreza replicando el discurso de los grupos concentrados de la economía y los medios masivos de comunicación.

Por todo esto, planteamos la apertura de programas que puedan llevarse a cabo en la provincia de Buenos Aires como son las JORNADAS SOLIDARIAS, PROGRAMA DE PROMOCIÒN DE DERECHOS JUVENILES, PROGRAMA DE DEPORTES Y PROGRAMA DE IMPULSO CULTURAL JUVENIL.

Es fundamental que el proyecto Nacional llegue a cada recoveco de la provincia para poder avanzar con este modelo de país que nos devolvió la dignidad como pueblo pero que hay que seguir profundizando desde todos los frentes.

2-Primer empleo juvenil

Hoy en día muchos jóvenes se encuentran en la búsqueda de su primer empleo o de un trabajo digno, por esto creemos vital la creación de una PROGRAMA DE EMPLEO JUVENIL, con el objetivo de fomentar el trabajo digno y productivo promoviendo su  empleabilidad y emprendedorismo en un marco de inclusión social.

En cuanto a la empleabilidad juvenil creemos que hay que Mejorar la calidad de la formación profesional, promoviendo su vinculación con el mundo productivo. Para esto planteamos la creación de una BOLSA ÙNICA DE TRABAJO JUVENIL EN LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES que incluya a todos los jóvenes que están en la búsqueda de empleo, con el compromiso del gobierno provincial y del sector privado de garantizar que un cupo de los contratados en la provincia sea mayor de 18  y menor de 29. Acompañando esta propuesta debería crearse un área de capacitación concreta donde los jóvenes adquieran los conocimientos necesarios según la demanda del mercado laboral. Conociendo que existe estrecha vinculación entre calificación de los trabajadores y las oportunidades de conseguir trabajo en el mercado laboral proponemos  la formación profesional y capacitación juvenil como una línea fuerte a trabajar.

También sostenemos que la bolsa de trabajo juvenil debe ir acompañada con el siguiente contenido: Sistema Provincial de registro de  proveedores de capacitación para el trabajo, Sistema Provincial de normalización y certificación de competencias laborales, capacitación laboral para mujeres jóvenes en oficios no tradicionales, en especial  madres solteras jefas de hogar, menores de 29 años, capacitación laboral para jóvenes en riesgo de exclusión: reclusos y discapacitados. Además la Integración de jóvenes de las áreas rurales en programas de desarrollo local e Incentivos tributarios a las empresas para implementar programas de capacitación en las empresas. Para la elaboración de esta bolsa de trabajo juvenil es ineludible trabajar en un Marco Promotor del empleo juvenil, con énfasis en los sectores que generan uso intensivo de mano de obra juvenil: manufactura y turismo. Igualmente la creación de incentivos fiscales.

Por otro lado creemos que es importante el Fortalecimiento de la vinculación de la oferta formativa y la demanda laboral. Para esto plateamos la necesidad que exista Mayor articulación y colaboración entre las oficinas de empleo municipales, la Creación de un portal Web provincial para potenciar la intermediación virtual. También es necesario generar una propuesta y suscripción de convenios de cooperación interinstitucional o alianzas estratégicas con entidades públicas y privadas a nivel provincial. Proponemos la Realización de dos ferias laborales regionales.

Teniendo en cuenta un enfoque metodológico sostenemos que hay que hacer hincapié en la Trayectoria del Trabajo Decente. Los primeros tramos de trayectoria laboral positiva deben ser educación, formación o acumulación de experiencia productiva. Por tanto, las políticas públicas deben asegurar la permanencia de los jóvenes en el sistema educativo (escolar y post-secundario). Debe existir una articulación con el eje de Educación Formal en cuanto a becas, acceso a netbooks, boleto estudiantil, centros de estudiantes, etc. Del mismo modo es vital darle un Enfoque de género: hombres y mujeres jóvenes enfrentan dificultades para ingresar al mercado de trabajo, debido a la falta de experiencia, información y redes sociales. Las mujeres jóvenes enfrentan barreras adicionales: para el acceso y la remuneración.

Para el Fortalecimiento de las políticas macro económicas y sectoriales centradas en la creación de empleo en el marco del diálogo social proponemos la Creación de un OBSERVATORIO DE EMPLEABILIDAD JUVENIL. El mismo tendría que contener una Base de datos de sectores con potencial para contratar jóvenes, la Implementación de un programa para jóvenes inactivos en situación de pobreza y extrema pobreza y la Identificación de nuevos nichos de empleo para jóvenes (call center, gastronomía).

Para lograr todo esto es fundamental revisar y modificar las leyes de flexibilización laboral.

3-Juventud y Educación

Sabemos que uno de los mayores desafíos que enfrentamos en materia educativa es el problema de la continuidad de los jóvenes en el sistema educativo formal y, en definitiva, generar las condiciones para que todos los jóvenes tengan las mismas oportunidades para formarse y educarse. Mucho se ha hecho en este sentido: la notable disminución de la pobreza y la indigencia, los aumentos al presupuesto destinado al área, las becas de estudio, el fortalecimiento de las escuelas técnicas, la asignación universal por hijo son algunas de las políticas que han ayudado a atacar el problema de la deserción. Creemos que es necesario seguir profundizando y mejorando estas políticas para que el Estado Provincial junto a la juventud movilizada pueda seguir avanzando en la consolidación de este camino.

En este sentido, consideramos importante avanzar en una legislación provincial que establezca un BOLETO ESTUDIANTIL gratuito para los estudiantes que cursan los niveles de escolaridad obligatoria, y un descuento del 50% de la tarifa vigente para los estudiantes terciarios y universitarios. Siguiendo el Proyecto de Ley presentado por la Diputada Nacional Adriana Puiggrós, esta es una demanda que los jóvenes organizados venimos trabajando.

Creemos que tienen que es preciso en provincia de Buenos Aires generar nuevos programas, o reformular los ya existentes, que contemplen BECAS DE ESTUDIO PARA JÓVENES del secundario, de los terciarios y de la universidad. De esta manera, lograr que los jóvenes sean incentivados para la continuidad de sus estudios y  puedan cubrir gastos de pasajes, apuntes, libros y materiales. El camino burocrático suele ser un camino tedioso para gestionar o resolver diferentes problemas que surgen de los sectores más vulnerables y juveniles, por eso hay que buscar canales de acción directa para la resolución de diversas problemáticas, y en este marco reafirmamos como eje para la discusión de este plenario la reformulación de las metodologías y la creación de nuevos canales comunicativos entre el estado y las organizaciones.

Además creemos necesario la creación de un programa orientado a fomentar el APOYO ESCOLAR en los barrios. Hay una realidad concreta, en este caso, y es que en los territorios se necesita la contención de lo social  y una complementariedad con el sistema formal educativo para fomentar la continuidad educativa de los niños y jóvenes.  El apoyo escolar es una tarea que realizamos las organizaciones libres del pueblo, pero que necesitamos institucionalizarla para tener un acompañamiento de estado.

El programa tendría que contemplar el arreglo de los locales en que se dictan las clases, el acceso a la compra de materiales y una retribución económica a los militantes y docentes que emprenden esta tarea en los territorios desde la resistencia pero que hoy, sin lugar a dudas, son herramientas de profundización del proyecto Nacional, Popular y de Liberación.

+ NOTICIAS