EL MUP SANTA FE HOMENAJEÓ A MUJERES LUCHADORAS DE LOS 70’

EL MUP SANTA FE HOMENAJEÓ A MUJERES LUCHADORAS DE LOS 70’

La actividad se realizó en la sede del MUP de la ciudad de Recreo, donde la Secretaria de Derechos Humanos, Florencia Ruben, dio inicio a la apertura del encuentro. Luego se proyectó el primer capítulo de la miniserie documental “Memorias desveladas”, que recoge los testimonios de un grupo de mujeres ex detenidas políticas que transitaron la cárcel de Villa Devoto durante los años de Dictadura Cívico-Militar. Dicho material testimonia el compromiso, la solidaridad y la militancia de las compañeras de diferentes organizaciones políticas durante los años 60’ y 70’.

A este aporte se sumó el testimonio de las compañeras Silvia Arrúa y Ana María Cámara, quienes hablaron de su militancia en la JUP, del papel de las mujeres militantes en dicha organización y de la solidaridad que se dio en la cárcel donde se habían concentrado a las presas políticas de diferentes organizaciones.

"No nos llevaron por ser las mas fuertes, las mas luchadoras, las mas grandes, las de mas experiencia, las mas armadas o por ser súper héroes, nos llevaron por hacer lo que hacemos ahora, por hacer política, como lo hacemos hoy", remarcó Silvia Arrúa, refiriéndose a los motivos de por qué fueron secuestradas y torturadas. Con respecto a la situación en particular de las mujeres en los centros de detención, la compañera recalcó que "fueron detenidas mujeres mayores y menores de edad. Todas fuimos víctimas de abusos y violaciones por parte de la policía y de los militares, inclusive de civiles que trabajaban para ellos"

Por su parte, Ana Maria Camara resaltó que “todas, o casi todas, pudimos organizarnos por pabellón rompiendo con algunas dificultades que encontraron los hombres que se organizaron. Esto nos permitió superar ciertas trabas y vencer el objetivo del encierro que era destruirnos". También recordó cómo la solidaridad fue una actitud clave para enfrentar la división de las detenidas que tenia planteada la represión. "En el pabellón se repartía todo lo que se recibía; algunas recibían algo, otras poco, y había compañeras detenidas de provincias mas alejadas que sus familias no le podían traer o enviar nada de nada. Nosotras dividíamos todo lo que nos llegaba, inclusive el dinero que nos enviaban. Éramos todas compañeras"

A continuación, la Secretaria de Género del MUP en esa provincia, Norma Porucznik, hizo un repaso sobre los nuevos desafíos en lucha que tienen hoy las mujeres. Sus palabras se dedicaron a recordar el compromiso de las compañeras y los compañeros militantes de los años 60’ y 70’ por lograr una sociedad más justa y con igualdad de oportunidades para todos, y de cómo la dictadura y los años de políticas neoliberales, habían cortado esos progresos. Es así como se propuso retomar esas mismas banderas, la de la transformación social y cultural, para avanzar en conjunto, hombres y mujeres por igual.

"El terrorismo de estado nos hizo retroceder en un montón de cuestiones, se profundizó el modelo machista, porque no nos olvidemos nunca que nada  es porque sí." Con estas palabras la compañera Norma reflexionaba sobre los retrocesos que implicaron el modelo del miedo impuesto a través del terrorismo de estado. También ofreció a los asistentes la postura del MUP con respecto a la perspectiva de género. “Nosotros desde el Movimiento de Unidad Popular pensamos que mujeres y hombres somos pares, y para cambiar realmente la sociedad hay que cambiar la cultura, y para ello  tenemos que empezar desde nosotros mismos, desde nuestros hogares."

Para finalizar, los compañeros candidatos a concejales de Recreo, Valeria Curi y Ramón “Monchi” Villán, dedicaron algunas palabras, tanto para homenajear a las compañeras Arrúa y Camara, como a todas las mujeres presentes. Remarcaron su compromiso por continuar con el legado de los compañeros desaparecidos, asesinados y presos, en la lucha por más igualdad de oportunidades para hombres, mujeres y niños de nuestro pueblo, y en especial en lo relacionado a las políticas de género.

+ NOTICIAS