Evo Morales aseguró su reelección con un aplastante triunfo

Evo Morales aseguró su reelección con un aplastante triunfo

Los resultados a boca de urna de las elecciones generales de Bolivia indicaron una victoria arrolladora de Evo Morales, al alcanzar el 63 por ciento de los votos, 10 puntos más de lo que pronosticaban las encuestas dadas a conocer días atrás. El mandatario se dirigió a sus simpatizantes en la Plaza Murillo y llamó a "servir al pueblo boliviano, porque Bolivia está primero".

Conmovido y con la satisfacción de haber conseguido un "histórico triunfo", el presidente reelecto  habló antes los seguidores del MAS y les agradeció el apoyo. A su vez, aprovechó para convocar a  intelectuales desconfiados, "regiones y cívicos a trabajar" junto a él para el pueblo.

También destacó el crecimiento logrado en estos comicios, aunque reconoció que "si bien todavía no pudimos ganar en todos los departamentos, avanzamos felizmente en departamentos que nunca habíamos ganado". De esta forma, Morales celebró "la ratificación del proceso de transformaciones" y el apoyo del pueblo boliviano "a su presidente y su vice".

Según los sondeos, el triunfo del presidente reelecto se destacó en los departamentos de La Paz, Oruro, Potosí, Cochabamba, Chuquisaca y Tarija.

Por su parte, el ex militar y ex prefecto Manfred Reyes Villa, de Plan Progreso Bolivia-Convergencia Nacional (PPB-CN), se consagró segundo con el 28 por ciento, mientras que el empresario Samuel Dorio Medina, del también opositor Unidad Nacional obtuvo sólo un 6 por ciento de apoyo.

Reyes Villa habría sido el más votado en Santa Cruz, Beni y Pando, departamentos que junto con Tarija, pertenecen a la región denominada Media Luna, ubicada al oriente del país, donde existe un fuerte movimiento opositor. El dirigente del PPB reconoció esta noche la derrota, al igual que Medina.

En el caso de la Asamblea Legislativa Plurinacional, sucesora del Congreso, las encuestas apuntan a que el partido de Morales, el Movimiento al Socialismo (MAS), controlará ampliamente ambas cámaras con la mayoría de los escaños.

El MAS habría conseguido 25 de los 36 miembros del Senado, reducto de la oposición entre 2006 y 2009, contra 10 del Plan Progreso (PP), de Reyes Villa, y 1 de Alianza Social (AS), del ex alcalde de la ciudad andina de Potosí.

En Diputados, en tanto, el oficialismo controlaría 85 de las 130 bancas, posicionándose holgadamente con más de los dos tercios de los escaños.

Antes de la difusión de los resultados a boca de urna, el presidente Evo Morales, había manifestado en una rueda de prensa ofrecida en Cochabamba, que estimaba ganar con un amplio margen de apoyo, "por lo menos del 70 por ciento de los ciudadanos", según sus declaraciones.

La Constitución de Bolivia señala que un candidato accede directamente a la presidencia, si obtiene más del 50 más por ciento de los votos o llega al 40 por ciento de sufragios con una diferencia de 10 puntos sobre su inmediato contrincante.

El proceso estuvo marcado por una absoluta normalidad durante toda la jornada en Bolivia, donde más de cinco millones de ciudadanos estaban llamados a las urnas y donde por primera vez han podido sufragar los habitantes residentes en el extranjero, específicamente en España, Argentina, Estados Unidos y Brasil.

Luego del cierre de las mesas de votación, el presidente del Órgano Electoral Plurinacional (OEP), Antonio Costas, adelantó que en 48 horas se darán a conocer los resultados oficiales de por lo menos el 80 por ciento de los sufragios, algo inédito en toda la historia política de Bolivia.

Fuente: www.politicaymedios.com

+ NOTICIAS