La Alianza Agromediática y la Oposición impulsan la Restauración Conservadora

La Alianza Agromediática y la Oposición impulsan la Restauración Conservadora

 A veces una fotografía es mucho más elocuente que un largo y tedioso discurso; en ocasiones una imagen logra exponer con una intensidad mayúscula lo que suele permanecer velado. La Argentina es un país de gestos y actitudes que, a veces, son capturados por el ojo de la cámara, un ojo que, en todo caso, puede decir mucho siempre y cuando se esté dispuesto a ejercer el arte de la interpretación crítica, es decir, se quiera indagar por aquello que no siempre es dicho aunque pueda ser mostrado en toda su transparencia. La foto o la imagen piden que las pensemos, que indaguemos qué guardan, qué ocultan, qué nos están queriendo decir o qué debe permanecer en la nebulosa. Siempre recuerdo la respuesta que el ya venerable y centenario Claude Levy-Strauss le dio a un Periodista: Detrás de cualquier cámara siempre hay un ojo que encuadra, que incluye y excluye, que interpreta aquello que será visto… lo sepa o no quien saca la fotografía. 1 imagen capturada no es sólo el retrato de una escena sino que da cuenta de una Cultura, la retratada y la de quien toma el retrato.

Hice esta desviación para colocarme delante de las imágenes que tanto proliferaron en los medios audiovisuales y gráficos en los que se nos mostraba casi sin mediaciones, a gran parte de los referentes de la oposición junto con los dueños de la tierra tomando casi por asalto el Congreso Nacional y afirmándose como las fuerzas vivas de la República. Una escena clara que merecería nuestra indagación, a la que deberíamos interrogar respecto de su simbolismo, a lo que nos está queriendo decir. No exageraríamos se dijéramos que a través de ese encuentro cristalizado en imagen lo que parecía emerger es una Democracia Corporativa, aquella que ya no busca expresar la diversidad y la Pluralidad Social, Económica y Cultural de una Sociedad sino aquella otra que opera desde la lógica de los Intereses Particulares elevados por la Ideología, a Interés General. La Alianza Agromediática, en consonancia con los Partidos Políticos de la Oposición, eligieron el ámbito Parlamentario para ir diseñando lo que aparece cada vez con mayor claridad: 1 Restauración Conservadora que aspira a transformar al País en una gran Empresa Agroexportadora en la que efectivamente sobre 1/3 de la población.

     

La foto es elocuente, el escenario y sus actores podrían ahorrar nuestras palabras porque a diferencia de otros momentos de la Historia Nacional, cuando preferían permanecer entre las sombras para ejercer su presión, hoy acá, entre nosotros, el desvelamiento es total, directo, sin fisuras ni equívocos. Nada se oculta, todo se pone delante de los ojos allí donde lo que se busca es afirmar una posición de fuerza, una notable capacidad para despojar a la política de mediaciones. Cuando lo Corporativo domina a la Política se entra en terrenos pantanosos que conducen, si la memoria no falla, hacia Modelos Autoritarios en los que la Democracia termina siendo confiscada por los intereses de unos pocos.

     

De eso se trata la inmensa Campaña Mediática que logró instalar en amplios Sectores de la Sociedad la idea del “campo”, la idea de que nuestra riqueza proviene de ese mundo bucólico de pastores y agricultores que se asemejan a una gran familia Ingalls. El campo somos todos, desde la maestra que nos enseñó de pequeños que todo venía de la vaca hasta el quiosquero de la esquina que identifica sus intereses con los de Miguens o Biolcati, sintiéndose dueño de una gran estancia o poseedor de una 4×4; amplios Sectores de la Clase Media se han dejado seducir por una fenomenal construcción de sentido que ha ido redefiniendo percepciones y convicciones. Tal vez el Gobierno no alcanzó a comprender la hondura del fenómeno, la consistencia de esa enorme captura del sentido común; tal vez no ha logrado salir todavía de su visión Neodesarrollista que le impide comprender que en nuestra época no sólo se trata de nº y de Economía sino que la batalla es, fundamentalmente, Cultural. Es un conflicto que atraviesa el Presente y el Pasado, es una querella en la que Viejos Fantasmas reaparecen y es un litigio que sigue atravesando el corazón de la Democracia allí donde lo que está en juego es si aspiramos a una Sociedad más Justa e Igualitaria o aceptamos que los intereses particulares, la pura Renta de unos pocos, domine y defina el sentido de nuestra Sociedad y de nuestra Democracia.

Una imagen puede decirnos mucho si la sabemos mirar interrogativamente, si somos capaces de eludir el despliegue de sinsentido común Mediático que en nuestro País sigue ofreciendo un mapa de la realidad de acuerdo con los cánones de la década del ’90, cánones dominados y signados por el Neoliberalismo. La Alianza Agromediática, la que participa suelta de cuerpo en la “captura simbólica” del Congreso Nacional para que éste se ponga a trabajar “en beneficio del país” (sic), no se ruboriza al echar mano de los mismos argumentos de siempre, de esos que se abismaron junto a un Orden Mundial que acabó por hundir la práctica y el discurso de aquel Modelo implementado entre nosotros por el Menemismo. Siguen pintando un mundo que ya no existe; vociferan como si el FMI siempre hubiera tenido razón o, como las Morales Solá se dedican a denunciar que la Argentina está aislada del mundo (cosa que por otra parte nos protegería de la Catástrofe Financiera Internacional) cuando ese mismo día la Presidenta Cristina Fernández viaja a España, participa activamente del G-20, se dispone a integrarse en Viña del Mar al Bloque de los Gobiernos progresistas, tiene una política muy activa hacia América latina y se apresta a iniciar un diálogo con el Gobierno de Obama. Sólo en la absoluta simulación, o en el juego de irrealidades, se puede sostener un discurso de la más pura negación.

Las dificultades son muy grandes, pero su orden es muy distinto del que plantean los integrantes de esa foto tan elocuente. Para ellos, como siempre, se trata de preservar sus intereses. Para el Gobierno, que atraviesa también su propia encrucijada, se trata de sostener un Proyecto Redistributivo y que mejore las condiciones de vida de los que menos tienen. Así están planteadas las cosas; lo demás son fotografías.

 

 

 

 

+ NOTICIAS