(Parte II) Actualización política y doctrinaria para la toma del poder: Conducción política y guerra integral

(Parte II) Actualización política y doctrinaria para la toma del poder: Conducción política y guerra integral

En otras palabras, las masas no valen ni por el número ni por la capacidad de sus componentes, valen por la clase de dirigentes que tienen a su frente.

De ahí la importancia de los dirigentes de conducción y de los dirigentes de encuadramiento.

Los de conducción se encargan de la conducción estratégica, y los de encuadramiento de la ejecución de la lucha táctica. Pero todo esto necesita una unidad de concepción y una unidad de acción.

La unidad de concepción pertenece al comando estratégico y la unidad de acción pertenece a los comandos de la lucha táctica. Así debe ser, desde un punto de vista ideal, la organización de las fuerzas. Indudablemente que de la clase de conductor que se tenga depende en gran medida el éxito a que debe aspirarse.

Conducir es un arte, como la pintura o como la escultura, que tiene su técnica y que tiene su teoría.

Con la teoría y la técnica se puede hacer un buen cuadro como se puede hacer una buena escultura. Indudablemente que si se quiere hacer una ultima
En cambio la guerra revolucionaria que realiza un pueblo en la situación en que nosotros estamos, bueno, puede llamarse guerra integral. Guerra integral, porque se hace por todos los medios, en todo momento y en todo lugar. Es decir, cada uno de los que forman esa fuerza popular que está en lucha, desde la mańana a la noche, él hace en cada lugar y en cada momento su acción de guerra, su lucha. Es decir, buscando dańar siempre al enemigo cualquiera sea la situación en que él se encuentre. Esto da lugar a que se empleen todos los sistemas y métodos para realizar esa lucha. Por eso puede ser una guerra integral, pero claro, no en el concepto convencional de la nación en armas, que es una cuestión que se refiere a la guerra internacional.


Para imponer la voluntad de acuerdo a los cánones, diremos así, de la guerra misma, de la lucha, hay que desarmar al enemigo y tenerlo a distinta posición para que él haga lo que nosotros queremos; ésa es la única manera de llegar a una decisión. Para eso, se emplean la lucha activa y todos los demás medios de lucha: desde la acción insidiosa de todos los días, hasta el enfrentamiento activo cuando no hay más remedio. Y eso es lo que caracteriza a este tipo de lucha popular.

Nosotros estamos en lucha hace dieciséis ańos y hemos empleado todos los medios.

Desde cuando hemos podido, la lucha incruenta por medios habilidosos, hasta cuando hemos tenido enfrente a la violencia, también hemos empleado, a menudo, la violencia…

 <strong style=""mso-bidi-font-weight: ">-Como usted decía, general, han sido los gorilas quienes iniciaron la lucha cruenta en la Argentina…

-Es claro

<strong style=""mso-bidi-font-weight: ">-¿Con el bombardeo de Plaza de Mayo el16 de junio…?

-Sí…y después por todos los métodos represivos que han empleado contra el pueblo. Esto, indudablemente, no son acciones, diremos así, incruentas, son acciones cruentas, matan gente, emplean la violencia en todas sus formas, y la violencia no se puede vencer sino con otra violencia mayor, y en la lucha los bandos contrapuestos tratan de emplear la violencia cuando los otros medios son ineficaces…

En cambio la guerra revolucionaria que realiza un pueblo, en la situación en que nosotros estamos, puede llamarse guerra integral. <strong style=""mso-bidi-font-weight: ">Guerra integral porque se hace por todos los medios, en todo momento y en todo lugar, es decir, cada uno de los que forman esa fuerza popular, que está en lucha, de la mańana a la noche, hace en cada lugar y en cada momento, su acción de guerra, su lucha…

Todas las acciones son útiles y necesarias cuando se las valora y se las coordina política y militarmente. Es decir… buscando dańar siempre al enemigo en cualquiera sea la situación en que él se encuentre. Esto da lugar a que se empleen todos los sistemas y métodos para realizar esa lucha.

<strong style=""mso-bidi-font-weight: ">Para vencer hay que desarmar al enemigo

…Para imponer la voluntad de acuerdo a los cánones, diremos así, de la guerra misma, de la lucha, hay que desarmar al enemigo y tenerlo a disposición para que él haga lo que nosotros queremos. Esa es la única manera de llegar a una decisión. Para eso se emplean la lucha activa y todos los demás medios de lucha, desde la acción insidiosa de todos los días hasta el enfrentamiento activo cuando no hay más remedio y eso es lo que caracteriza a este tipo de lucha popular.

Lucha política y lucha popular; lucha ideológica y lucha militar…nosotros estamos en lucha hace dieciséis ańos y hemos empleado todos los medios, desde (cuando hemos podido) la lucha incruenta por medios habilidosos, etc., hasta cuando hemos tenido enfrente a la violencia, también hemos empleado, a menudo, la violencia…

Luchamos por el gobierno y por el poder, construyamos nuestro poder de decisión.

 

+ NOTICIAS