Una jubilación estatal, pública y solidaria

Una jubilación estatal, pública y solidaria

El proyecto de ley de reforma del Sistema Previsional Argentino contempla la unificación del Sistema Integrado de Jubilaciones y Pensiones bajo un único régimen previsional público y entraría en vigencia a partir del 1° de enero de 2009.

El sistema privado de jubilaciones está siendo sostenido por el sistema público, y si no fuera por la contribución del Estado, muchos jubilados privados cobrarían $200. De los 445.000 beneficiarios del régimen de capitalización, el Estado concurre en el pago del 77 por ciento de esos casos mientras que 179.000 jubilados de las AFJP reciben complementos, para que su haber no sea inferior a la mínima garantizada

El Estado garantiza que todos los jubilados perciban el mínimo de jubilación desde mediados del año pasado, ya que aporta 4 mil millones de pesos para que el 77 por ciento de los 450 mil jubilados del sistema privado pueda cobrar el haber mínimo que es de 690 pesos.

Por medio de la unificación del sistema jubilatorio quedando en manos del Estado  se da por terminado el régimen de capitalización que se inició bajo la tutela del ex Ministro de Economía, Domingo Cavallo.

Los fondos de las AFJP pasarán a ser administrados por el Anses a través de un fideicomiso y que se absorberán todos los trabajadores del sistema privado. Mientras que el Ministro de Economía, Carlos Fernández, confirmó que una vez que se apruebe el proyecto, habrá una modificación del Presupuesto 2009.

Otro de los puntos salientes del proyecto de ley es la creación de una mesa de seguimiento del régimen jubilatorio. Su función será controlar los fondos que se obtendrán con el nuevo sistema de reparto y estará integrada por seis senadores y seis diputados elegidos por cada Cámara Legislativa.

Esta medida es impulsada en el contexto de crisis internacional, donde los países que forman parte del G-8 salen a proteger a sus bancos y empresas. En el mismo momento en que los países del primer mundo aplican políticas de estatización, que antes eran criticadas, el proyecto de ley que termina con las AFJP es un signo de que las cosas pueden estar cambiando.

"Estamos construyendo un país más solidario e inclusivo donde nos importe mas el otro", sostuvo la Presidenta. Al remarcar el concepto de solidaridad, dijo que es necesario "poner a las instituciones al servicio de sus destinatarios" y mencionó al Pami como ejemplo de salud para los jubilados y a "otro proyecto solidario, el que reconstruye el sistema previsional argentino eliminando la capitalización".
________________________________________________________________________________

Movilidad Jubilatoria (Publicado en el Boletín Oficial)

El día 17 de octubre se publicó en el Boletín Oficial de la República Argentina la Ley 26.417, que establece la movilidad de las prestaciones del Régimen Previsional Público.

Se trata del Proyecto de Ley que fuera enviado al Congreso por la presidenta Cristina de Kirchner, y que fue oportunamente aprobado en las Cámaras de Diputados y Senadores.

El Director Ejecutivo de ANSES, Amado Boudou, expresó que "con esta Ley, los argentinos tenemos ahora la certeza y previsibilidad de que siempre habrá aumentos para los jubilados y pensionados. Gracias a la decisión de la Presidenta, la Movilidad Jubilatoria es ahora una regla, y no forma parte de la voluntad política de los gobiernos de turno".

La nueva ley establece que todas las prestaciones previsionales otorgadas en virtud de la Ley 24.241, de regímenes nacionales generales anteriores a la misma y sus modificatorias, de regímenes especiales derogados, o por las ex cajas o institutos provinciales y municipales de previsión cuyos regímenes fueron transferidos a la Nación se ajustarán conforme lo establecido.

A partir de ahora, los ajustes de haberes se efectuarán semestralmente, en los meses de marzo y septiembre. Para establecer el monto, se tendrá en cuenta un índice que mantiene una proporcionalidad entre las prestaciones previsionales y el índice de evolución salarial de los trabajadores en actividad que publica el INDEC, a la vez que asegura la sustentabilidad intertemporal del sistema previsional argentino.

Al incluir ambos componentes, se asegura que los haberes jubilatorios seguirán la evolución de los salarios, A la vez que acompañarán el aumento de los ingresos al Sistema Previsional.

La movilidad nunca podrá ser negativa. Si para un período la evolución de las variables de la economía fueran negativas, nunca se disminuirán los haberes.

La medida beneficia a 5,1 millones de jubilados y pensionados. Incluye a los pasivos de las Cajas Provinciales o Municipales transferidas a la Nación (excluidos los regímenes de fuerzas de seguridad), a los de los regímenes especiales derogados y la parte pública de los beneficiarios de capitalización.

________________________________________________________________________________

"La jubilación no puede ser un negocio”

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner señaló que "hemos incorporado un millón y medio de personas que estaban fuera de cualquier tipo de jubilación porque quedaron fuera del mundo en los 90. La jubilación no puede ser un negocio, nosotros tenemos que cuidar a todos y que tengan garantizado los 690 pesos".

La Presidenta aseguró que esta reforma es “una decisión estratégica” y que se enmarca en el “final de una época a nivel mundial”. También recordó que la privatización del sistema de jubilaciones realizada en 1994 respondió al marco del neoliberalismo donde había un repliegue total del Estado”, y “hoy en el mundo donde surgen las pérdidas aparece el Estado para hacerse cargo de todo”.

Con el nuevo Sistema Previsional Argentino el gobierno está dando garantía y seguridad a un sistema que es intrínsecamente inseguro, porque depende de una actividad riesgosa como es el mercado de capitales. Es por ello que el Estado absorberá el sistema privado y garantizará a los afiliados y beneficiarios de las AFJP “la percepción de iguales o mejores prestaciones que los que gozan actualmente”. “El sistema de capitalización deja el futuro de los ingresos de nuestros trabajadores y jubilados a merced de los avatares del mercado financiero, es decir, sujeto a operaciones de riesgo, tal como se hace evidente ante la crisis financiera internacional”, puede leerse en el mensaje del proyecto.

Cabe destacar que, entre junio de 2000 y el mismo mes de 2007, el saldo administrado por las AFJP se multiplicó, pasando de 18.714 millones de pesos a 95.871 millones. “Algunos dicen que esto es una forma de saqueo. Pero la verdad es que desde que se implementó el sistema de capitalización, en la década del ’90, la deuda pública se incrementó en 100.000 millones de dólares”, aseveró Boudou, quien dejó entrever nuevamente que se está estudiando un aumento de las jubilaciones antes de fin de año.

 

 

+ NOTICIAS