“Vamos por la constitución del siglo XXI”

“Vamos por la constitución del siglo XXI”

El Foro para profundizar el Proyecto nacional realizado el pasado 8 de junio en el local del FPV de Berisso, fue el punto de encuentro de militantes de base kirchneristas (Luis Stangatti, Jefe de Gabinete de la Municipalidad de Berisso; Luis D´Elia del FTV MILES y Federico Martelli del Movimiento de Unidad popular), de cara a la necesidad de una reforma constitucional.

La apertura estuvo a cargo de Luis Stangatti, quien destacó los fusilamientos de José León Suárez a 56 años del hecho. “En 1956, los reaccionarios no sólo masacraron a una veintena de trabajadores y militantes peronistas, sino que se proscribió el peronismo y con él la constitución de 1949, que había reformado de manera legítima-avalada por el 60 % del pueblo en los comicios-la de 1853, aquella de impronta unitaria”.

El Jefe de Gabinete berissense continuó: “la reforma constitucional en la presente coyuntura, posibilitará seguir profundizando políticas de Estado como la soberanía energética, el matrimonio igualitario, la ley de servicios audiovisuales y la reforma tributaria, ítems que son indispensables a la hora de una reconfiguración democrática nacional y continental, que funcionan como paraguas al avance de las corporaciones que propone Washintong desde su agenda.

Por su parte, el referente del MUP Federico Martelli recordó la participación de D’ Elia en el conflicto de la 125 y en la embajada de Irán en muestra de solidaridad a la embestida de Israel en medio oriente. Además destacó su presencia en el evento, el mismo día del cumpleaños de su hijo.

Martelli definió la urgencia de institucionalizar las transformaciones y reflexionó: “un paso atrás, significa 10 mil personas más con hambre. Empieza una pelea difícil, tanto adentro como afuera del proyecto; lo importante es no pensar en candidatearse ya al 2015, sino ver quién será el mejor posicionado de cara a las próximas elecciones. Es de suma importancia terminar de una vez con los resabios neoliberales como la constitución que rige actualmente en nuestro país, la misma que se desentiende de las clases populares”.

Cuando llegó el momento de tomar el micrófono, Luis D’ Elía llevó a su boca dos pastillas analgésicas que se encontraban sobre la Revista 2016 y comenzó con su oratoria: “nuestro máximo desafío es potenciar el proyecto popular y romper 200 años de relaciones pendulares con la oligarquía y las corporaciones, hijas de las constituciones de 1853 y 1994. La constitución del menemismo, Estado neoliberal con tutelajes corporativos, jugó un papel más sutil que el Plan Cóndor y tuvo el gran aporte de formadores como Neustadt y Grondona, que profesaban la idea de la caída de las ideologías y los Estados Nación del politólogo estadounidense de origen japonés Francis Fukuyama”.

Lo que destacó el líder del FTV fue la importancia de la construcción de una idea de constitución de todos hecha por todos y argumentó que “cuando los argentinos creíamos que la instancia neoliberal hacía agua por todas partes, 50 personas perdían la vida en las vías del Ferrocarril Sarmiento, víctima del desaguazo estatal de los ’90”.

“Fue a partir de la tragedia de Once y después del temporal del mes de abril que nos juntamos con jóvenes militantes, trabajadores e intelectuales de Carta Abierta para debatir sobre la Argentina siglo XXI. La idea es trabajar conjuntamente por la reforma constitucional, lejos del nexo uniforme entre constitucionalistas y un gobierno, creyendo que se puede dar participación a los 40 millones de habitantes en la conformación del texto”, destacó el dirigente.

Unidos y organizados por una patria liberada

Para terminar el referente del FTV invitó a una reflexión: “debemos discutir seriamente si queremos seguir teniendo una estructura de propiedad del suelo bajo el poder de unas pocas familias patricias o si queremos empezar a construir una Argentina para todos. La movilización de los caceroludos fue un fracaso. Estaban los agrogarcas de siempre rodeados por el Opus Dei, todos convencidos de que deben desestabilizar a Cristina sea como sea y coreando que el intento de la reforma es para darle continuidad a la presidenta en su cargo. La primera en decir que no quiere la re-reelección es Cristina y lo dejó bien en claro en el Tedeum de Bariloche cuando dijo que “la transferencia del poder es ineludible”.

El próximo 19 de junio, un cuerpo de 15 diputados y senadores nacionales, técnicos y exponentes del derecho constitucional como el Dr. Eduardo Barcesat y Eugenio Raúl Zaffaroni, intelectuales de Carta Abierta, trabajadores y jóvenes militantes, comenzarán a debatir la necesidad de una reforma constitucional.

“Hay que ir hasta la victoria con todo, no nos podemos equivocar en nada, tenemos un camino diáfano”, cerró el dirigente del Miles.

+ NOTICIAS