Vecinos del Sol y Sierra protestaron porque falta agua en sus hogares

Vecinos del Sol y Sierra protestaron porque falta agua en sus hogares

Un grupo de habitantes del barrio Sol y Sierra se manifestó ayer frente al edificio de la Municipalidad de Godoy Cruz para reclamar porque hace dos meses se rompió la bomba de agua con la que se abastecen 220 familias. Los manifestantes cortaron media calzada de Perito Moreno, cerca de la esquina de Rivadavia, hasta que fueron recibidos por funcionarios municipales y se acordó que la comuna comprará una nueva bomba.

Si bien el lugar tiene tendido de agua potable, la unión vecinal se encarga de comprar el líquido en bloque a Obras Sanitarias y de distribuirlo después a los vecinos. Pero dos meses atrás, la máquina se rompió y dejó las viviendas sin suministro. Desde entonces, un camión cisterna de la comuna va todos los días al barrio a llevarles agua. Pese a eso, algunas mujeres que se encontraban ayer en la manifestación comentaron que pasa de mañana, cuando muchos están trabajando y no les dejan líquido.

También indicaron que en el Sol y Sierra viven muchos niños y como el agua queda almacenada en tarros (y los pozos sépticos se tapan y desbordan a las acequias), se han registrado varios casos de gastroenteritis. Laura tenía en brazos a Azul, de 7 meses, y contó que la pequeña está con bajo peso porque estuvo enferma.

Los vecinos que se habían reunido en la calle prendieron cubiertas. Por eso, los bomberos fueron a apagar el fuego y hubo forcejeos con la policía, que intentó llevarse a algunos manifestantes por obstruir la vía pública. En tanto, cuando utilizaron agua para extinguir las fogatas y lavar la calzada, la gente se enojó por el uso de un elemento del que ellos carecen.

Finalmente, un grupo reducido se reunió con autoridades municipales y todos se retiraron luego de llegar a un acuerdo. El secretario de Ambiente, Obras y Servicios Públicos de Godoy Cruz, Oscar Sandes, subrayó que no se trata de una problemática municipal, ya las comunas no tienen injerencia en el servicio de agua potable, pero que de todos modos han reparado en tres ocasiones la bomba y volverán a hacerlo ahora. Asimismo, mostró una planilla con el detalle de los 1,3 millones de litros que se llevaron al lugar en enero.

Por otra parte, Sandes expuso que una vez que se repare la bomba se comprará otra nueva y se está por firmar un convenio con Obras Sanitarias para que cuando se haya dejado el sistema en buenas condiciones, la distribuidora se hará cargo del servicio en forma directa (y no a través de la unión vecinal).

El presidente del Ente Provincial del Agua y Saneamiento, Javier Montoro, comentó que el 28 de enero se reunieron con representantes de la comuna, de Obras Sanitarias, del Instituto Provincial de la Vivienda y de la unión vecinal y se labró un acta acuerdo con distintos puntos.

Uno de ellos es que el municipio se hará cargo de la deuda de 70 mil pesos que la entidad vecinalista mantiene con la distribuidora (a través de una compensación de deudas que la empresa tiene con la comuna).

Con esto, se podrá dar la factibilidad para el tendido de agua y cloacas que se realizará dentro de un conjunto de obras que se comenzó a hacer en el Sol y Sierra en setiembre, con 6,8 millones de pesos provenientes del Programa de Mejoramiento Barrial de la Nación.
 
El director de Vivienda de la comuna, Alejandro Abraham, explicó que el proyecto, que tiene un plazo de ejecución de 12 meses, también incluye cordón, banquina, cuneta, el alumbrado público, la titularización de los terrenos a los legítimos adjudicatarios y la construcción de una playón deportivo y un salón de usos múltiples.

En una segunda etapa, los vecinos tendrán la posibilidad de ampliar sus viviendas a través del programa Mejor Vivir, ya que algunas sólo tienen 25 m2. Es que el conglomerado fue construido en el pedemonte -por la calle Segundo Sombra, al oeste de Perón- por una cooperativa que desapareció sin terminar las casas, que tampoco contaba con los servicios básicos.

En un año eleccionario, la protesta tuvo tintes políticos. Desde la comuna señalaron que la manifestación estuvo liderada por el Movimiento Unidad Popular, que responde al Partido Justicialista, mientras desde el MUP (que estuvo presente con grandes banderas) aseguraron que la comuna no lleva agua a quien no es de la UCR.

+ NOTICIAS